Motor

Aprende a conducir en nieve

Consejos para pilotar el coche con hielo o nieve
D. SENOVILLA /

Conducir sobre hielo o en nieve no es para nada sencillo. En esas condiciones tan adversas es normal perder el control de nuestro coche. La poca visibilidad y los problemas de dirección son los principales problemas que aparecen cuando el asfalto se convierte en una pista de patinaje. Te vamos a dar unos cuantos consejos para conducir que recibimos en el Open Trail que Ford tiene en la estación de Astún, para asesorarnos sobre este tipo de conducción y echarnos una cable con sus coches con tracción total inteligente AWD.

Si sabemos que nos vamos a encontrar en una situación comprometida, lo primero que es aconsejable es tener el neumático adecuado. Si frecuentamos zonas con nevadas, es muy interesante equipar neumáticos de invierno a nuestros vehículos. Otro punto básico es anticiparse visualmente a la dirección a la que llevamos el coche, debemos buscar la curva en su salda y no en la entrada.

Si en condiciones normales se debe tener mucha atención a la distancia de seguridad, cuando hay algo que provoque deslizamientos y la frenada no sea limpia la distancia debe de ser aún mayor. Lo ideal es tener que frenar con el motor, pero su tuviésemos que pisar el pedal, lo haríamos de manera intermitente y con las ruedas rectas, para intentar perder la menor tracción posible.

La suavidad a la hora de usar ambos pedales y el volante debe de ser un denominador común cuando el hielo o la nieve hagan acto de presencia. En el vídeo intentamos hacer el máximo caso posible a los especialistas... pero las ganas de divertirnos (con control) pudieron más que la prudencia.