Clase de afeitado para Papá

Un barbero experto nos ayuda a sacar el mejor partido a la Serie 9
MEN'S HEALTH PARA BRAUN -
Clase de afeitado para Papá
Clase de afeitado para Papá

Una de las 'peores' cosas que puede escuchar un padre de sus hijos es "rascas papá" cuando se acerca a darles un beso o un abrazo. Para conseguir sacar el mejor partido a tu piel en este momento, hemos recurrido a una eminencia en el mundo de la barbería: Dan Gregory. El especialista acaba de ser nombrado Embajador Global de Grooming de Braun, su fama es mundial y las celebrities londinenses acuden a su salón de belleza para conseguir tener la imagen perfecta.

"Para los hombres la cara es nuestra manera de reforzar la identidad. Nuestras fomas masculinas están en el rostro, y tenemos muy sencillo cambiar de imagen gracias a esto, modificando nuestro vello facial", explica Gregory sobre la importancia de tener una identidad marcada en ese sentido.

Para conseguir el mejor resultado posible, Dan Gregory usó una Braun Serie 9 durante su explicación práctica y teoríca: "Me gusta mucho este tipo de afeitadoras porque te permiten jugar con las curvas y las líneas de la cara, no te obliga a cortar 'recto' como hacen las cuchillas tradicionales", confiesa el experto.

El primer truco que nos da es que no usemos las orejas como referencia para fijar las patillas, pues no tienen porque estar a la misma altura la derecha de la izquierda. Para conseguir que las dos patillas queden perfectas, nos recomienda medir la distancia con 'dedos' de la mano. Una vez realizada la medición, empezar el afeitado por zonas, llevando un orden establecido y rutinario.

Dividir la cara en cinco partes es fundamental, ambos mofletes, la zona de la perilla y el bigote y el cuello. Hay que realizar movimientos uniformes de arriba a abajo con suavidad. En este punto Gregory insiste en que no pasemos la Serie 9 apretando con fuerza la zona, si no que lo hagamos con suavidad y sin presión "no es necesario".. Aunque aconseja que siempre sigamos la misma direccion, ve una opción 'tolerable' realizar giros durante el afeitado siguiendo las curvas de la cara.

Una vez que hemos afeitado las zonas previamente definidas, no hay que olvidarse de la cuchilla de precisión para los detalles. Gracias a este añadido podremos afinar la zona de las patillas y la parte más cercana a la nariz.

Para finalizar, nos aconseja usar una toalla ligeramente húmeda y caliente sobre la cara durante cinco minutos para dar descanso a la piel y ayudarla a que se refresque. 

 

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.