4 secretos antiaging para todo tu cuerpo

Fortalece tus cromosomas con estos cambios en tu vida.
Sergio Collado , 04-01-2017
4 secretos antiaging para todo tu cuerpo
4 secretos antiaging para todo tu cuerpo

No hay una píldora mágica que mantenga tu piel lisa, tus bíceps grandes y tu virilidad firme para siempre. Pero hay estrategias simples que benefician tu cuerpo de más de 30 trillones de maneras a la vez. En serio: esta es la cantidad de células que tiene tu cuerpo... Y cada célula contiene cromosomas.

Al final de cada cromosoma hay un telómero, una capa de ADN extra que ayuda a las células a dividirse. Pero con cada división, tus telómeros se gastán, lo que contribuye al envejecimiento, a las enfermedades del corazón, el cáncer, diabetes...

Sin embargo, puedes tomar medidas para proteger tus telómeros y ralentizar el reloj biológico.

He aquí cuatro consejos de la Premio Nobel Elizabeth Blackburn, presidenta del Instituto Salk de Estudios Biológicos, y Elissa Epel, profesora de psiquiatría en el UC San Francisco:

1. Nutre tu ADN

Los ácidos grasos omega-3 son anti-inflamatorios (los encuentras en pescados grasos como el salmón y el atún) y protegen los telómeros de los daños. En el otro extremo del espectro, ciertos alimentos actúan como telomero-toxinas, como por ejemplo la carne roja procesada y el azúcar. Estos destacan por sus potentes efectos negativos en el mantenimiento de los telómeros.

Minimiza la ingesta de estos alimentos y come pescado graso y carne ecológica siempre que sea posible. Por último, mantente alejado de los suplementos vendidos por canales no oficiales que prometen beneficios para los telómeros, no ha sido demostrado que sean seguros ni eficaces.

2. Sé positivo

La bilis, el malhumor y el pesimismo son fatales para los telómeros. El estrés diario forma parte de la vida moderna. Lo que importa es cómo nos enfrentamos a estas situaciones y nos recuperamos de ellas. A medida que surgen los pensamientos negativos creas las hormonas del estrés que sabotean los telómeros.

Prueba una estrategia conocida como pensamiento de distanciamiento: imagina la situación estresante como una escena de película. Es decir, no eres el protagonista, sino el público que lo ve todo pasar.

3. Huye del envejecimiento

El ejercicio es la única y más importante herramienta para proteger los telómeros porque destruye dos influencias negativas: la inflamación y el estrés. Si no quieres hacer ejercicio porque no te gusta, es el momento de hacerlo por tus telómeros.

El ejercicio aeróbico de intensidad moderada, realizado tres días a la semana durante 45 minutos, puede incluso duplicar la actividad de una enzima llamada telomerasa que ayuda a reparar los telómeros deshilachados.

Sin embargo, una advertencia para los guerreros de fin de semana: no guardes tu ejercicio para un gran mega-entrenamiento: el sobreentrenamiento daña mucho los telómeros.

4. Rediseña tus vacaciones

En lugar de descansar en una playa, haz un viaje que te refresque de una manera diferente... Los investigadores han descubierto recientemente que un retiro de meditación de seis días ayuda a la gente a defenderse del daño que sufren los telómeros.

Actualmente, más y más empresas de viajes ofrecen retiros de bienestar y meditación. En este sentido, también tienes la opción de practicar la meditación por tu cuenta en el próximo destino de vacaciones.

Asimismo, puedes incluir entre tus rutinas cotidianas esta práctica, que no sólo repone tus telómeros sino que te dejará vivir más tranquilo tu día a día.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.