¿Quieres ser modelo?

¿Te has planteado en algún momento ser modelo? Ha llegado el momento de que sepas qué es lo que necesitas.

¿Quieres ser modelo?

¿Te has preguntado qué es lo que tendrías que hacer para abrirte paso en el mundo de la moda? Eduardo Sayas, propietario y director de la agencia Sight Management Studio, tiene la respuesta. Él lidera una de las agencias de modelos internaciones más importantes del panorama actual que cuenta en su cartera con figuras como Andrés Velencoso, Amparo Bonmati, Lavinia, Jon Kortajarena…

Seriedad, profesionalidad, puntualidad, discreción, tomarse esto como lo que es: un trabajo.
Muchas personas piensan que se tratar de un trabajo bohemio y que cuando uno alcanza cierto nivel, el mundo gira al compás que marca. Olvídate de eso. Los modelos más solicitados son los que cumplen a rajatabla sus horarios y demuestran su profesionalidad en todos sus trabajos, por pequeños que estos sean.
Consejo: Ve siempre con media hora de antelación a una cita profesional. Quizá tengas que esperar, pero es mejor eso que te encuentres un atasco y llegues tarde.

Disponibilidad: estar siempre dispuesto a viajar, ir a un casting, etc.
Esto no es un hobby, es un trabajo. Y quizá lo que más cuesta es no saber hasta el último minuto lo que vas a hacer mañana. Pero si no eres capaz de vivir con esta incertidumbre, mejor no te metas en este mundillo. Un rodaje o una sesión de fotos depende de mil variantes y tú no puedes convertirte en un problema más.
Consejo: No hagas planes a largo plazo. Si tienes que planificar tus vacaciones, adquiere un seguro para poder hacer cambios en el viaje, por lo que pueda pasar. 

Estar comunicado para poder reaccionar cuando sea necesario.
La oportunidad puede surgir en cada momento y si no la aprovechas, habrá otro que lo haga.
Consejo: Lo mejor es llevar un smartphone, mirar el correo a menudo, no desconectar el móvil…

Estar en buena forma: hacer ejercicio, cuidar la alimentación alimentación, tener siempre buena apariencia.
Las zapatillas y la cara de oso panda no pueden cruzar la puerta de tu casa. Allá donde vayas, estás jugando con tu imagen y debes ser muy cuidadoso. Y si dejas de ir un tiempo al gimnasio o se te va la mano con la alimentación, se nota. No te relajes porque no tengas un trabajo en perspectiva, porque puede surgir en cualquier momento.
Consejo: Los horarios de este trabajo hacen difícil una rutina. Cuenta las horas que necesitas ir al gimnasio y repártelas como buenamente puedas, pero no te las saltes nunca.

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.