Así debes vestir según tus rasgos

Una guía de estilo para potenciar tus virtudes y disimular lo que menos te gusta de ti
MH para H&M , 25-10-2016
Así debes vestir según tus rasgos
Así debes vestir según tus rasgos

Te ha pasado muchas veces: ves un jersey en un catálogo, sobre un maniquí o en una revista (Men's Health, por supuesto), vas a probártelo y... ¡chof! ¡Te queda mal!

¿Por qué la misma prenda que luce tanto en otro tipo te sienta fatal a ti? ¿Qué has hecho mal en la vida para que ese jersey no se vea tan impecable sobre tu cuerpo? ¿Por qué a ti? La respuesta es obvia pero se nos olvida constantemente: porque tú no eres ese tipo. Esto no quiere decir que seas menos agraciado; a fin de cuentas, piensa que la prenda que él luce ha sido seleccionada después de descartar muchas otras que quizá sí te sentarían bien a ti.

¿Qué hacer entonces? Pues practicar a menudo el arte de dar con las prendas que mejor se adaptan a ti. No es sólo una cuestión de estilo, sino también de fisonomía.

Empezar por el rostro es la mejor opción. A fin de cuentas, es lo que más se ve de ti. Los rasgos de tu cara proyectan sobre ti más de lo que crees: pueden hacerte parecer más serio o más informal, más o menos viril... ¡incluso pueden añadirte o restarte visualmente años o kilos!

Por eso es importante que tengas identificado tu tipo de rostro. ¿Cómo hacerlo? La manera más sencilla es mirarte al espejo y trazar dos líneas imaginarias: una a lo largo y otra a lo ancho de la cara, como formando una cruz sobre ella. ¿Son igual de largas? ¿Es más grande el ancho o el largo? Si no te queda claro todavía, haz lo siguiente: ante el mismo espejo del baño, abre el grifo del agua caliente hasta que el cristal esté empañado. Después, traza con el dedo sobre el espejo la silueta de tu cara. ¿Te queda más claro ahora? Muchos rostros no se adaptan totalmente a una sola categoría, sino que son un híbrido entre dos de ellas. ¿Con cuál o cuáles de los siguientes te identificas?

 Eres... un Jake Gyllenhaal

Tu cara: ovalada
Tus rasgos: un rostro más largo que ancho. Es probable que la zona de tu barbilla sea prominente y más ancha que la frente. Tus pómulos son estrechos y tu frente es larga.
Tu punto fuerte: ¡Buenas noticias! Estéticamente, se considera el rostro ideal.
Tu punto débil: una cara muy ovalada podría hacerte parecer demasiado delgado.
Tus básicos: de cuello redondo, como este jersey de H&M. Así compensarás la longitud de tu rostro y lograrás un conjunto armonioso.

 

 

 Eres... un Zac Efron

Tu cara: redonda
Tus rasgos: pómulos anchos, de similar amplitud que el mentón, que además de ancho es corto. En términos generales, la anchura y la longitud del rostro son casi iguales.
Tu punto fuerte: pareces más joven de lo que eres, debido a las formas suaves.
Tu punto débil: este tipo de rostro te añade kilos estéticamente, casi de manera automática.
Tus básicos: en colores sobrios y de formas alargadas, como esta camisa de H&M. ¡Cuidado con los estampados! Podrían darte un aspecto demasiado infantil.

 

 

Eres... un David Beckham

Tu cara: rectangular
Tus rasgos: la frente, los pómulos y la zona del mentón tienen prácticamente el mismo ancho. El maxilar tiene formas angulosas, muy marcadas.
Tu punto fuerte: es el tipo de rostro que resulta más masculino. Y, además, no es muy común.
Tu punto débil: en realidad, pocos. Eso sí: si quieres afinar tus rasgos, lo tienes complicado.
Tus básicos: aunque te sienta bien prácticamente todo, presta especial atención al cuello de la prenda para lograr un equilibrio. Esta bomber de H&M es una excelente opción.

 

 

 Eres... un Orlando Bloom

Tu cara: cuadrada
Tus rasgos: bastante similares a los de la cara rectangular, pero en este caso el rostro es más ancho que largo. La mandíbula es angulosa y la frente normalmente es ancha.
Tu punto fuerte: los rasgos duros hacen aportan mucha virilidad, aunque también hacen que parezcas algo más mayor.
Tu punto débil: un rostro demasiado ancho no permite mucho juego con la barba y el peinado.
Tus básicos: las prendas de colores lisos y claros, como esta camiseta de H&M, ayudarán a suavizar la anchura de la zona de los pómulos.

 

 

Eres... un Leonardo DiCaprio

Tu cara: triangular
Tus rasgos: frente definida y ancha. La zona de los pómulos está muy marcada y la barbilla es puntiaguda.
Tu punto fuerte: pareces más joven de lo que eres y tienes un rostro poco común del que los demás suelen acordarse.
Tu punto débil: precisamente, tener un rostro poco común del que los demás suelen acordarse...
Tus básicos: muy masculinos, para compensar el aspecto aniñado que proyecta este tipo de cara. ¡Con este jersey de H&M darás en el clavo!

 

 

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.