10 consejos para disfrutar de tus vacaciones

Conseguir relajarse en tus vacaciones a veces es más difícil de lo que crees
Martín Iraola , 13-07-2017
10 consejos para disfrutar de tus vacaciones
10 consejos para disfrutar de tus vacaciones

Ya están aquí, las vacaciones de verano. Llevas suspirando por ellas todos el año. Es tu bien merecido descanso después de un invierno machacándote a trabajar. Pero por extraño que parezca, muchas veces nos resulta increíblemente difícil disfrutarlas. “Las vacaciones son un momento clave para nuestro cuerpo y nuestra mente”, aseguran desde la Asociación Española de Coaching (Asesco). “Todos necesitamos unos días de descanso, pero debemos saber cómo hacerlo”.

Precisamente con la ayuda de esta asociación hemos creado un decálogo para un correcto disfrute de las vacaciones. Este es el resultado. 

Que no te arruine el dinero

No vamos a decir que no te preocupes por el dinero. De hecho, sin dinero uno lo tiene más bien crudo para irse de vacaciones.  Es más, para más del 80 % de los españoles, el dinero es el factor principal  para decidir el lugar de destino en vacaciones.

Pero la cuestión es anticiparse a los gastos. “Hacer una planificación para gestionar los nos ayudará a que el dinero no se convierta en un problema”. Un consejo para el año que viene: ahorrar un 10% al mes durante todo el año. Tener previsto un presupuesto aproximado de gastos, nos dará una visión real de la situación y ayudará mucho a que no se nos vaya de las manos

No programes el día al detalle

La programación es clave, como te acabamos de decir. Pero desde un punto de vista económico. Desde un punto de vista del ocio, la cosa cambia. No seas muy estricto. “Esto nos puede generar ansiedad y angustia y así conseguiremos el efecto contrario” indica José Miguel Gil, de Asesco. 

No descartes las cortas distancias

A la hora de disfrutar de unas buenas vacaciones, más lejos no siempre significa mejor. De hecho, en ocasiones cuando más largo es el periodo que pasamos de vacaciones más complicada la vuelta y su adaptación, aunque  esto influye en la capacidad de cada persona a adecuarse a los cambios.  ¿Has explorado bien tu Comunidad Autónoma? A veces lo mejor lo tenemos delante y no nos damos cuenta.

No te exijas demasiado

Esto tiene mucho de psicológico. En vacaciones no hay que agobiarse pensando en todo lo cosas que hacer. Cambia el chip. Pasa de la obligación del tengo que a la apetencia del me gustaría hacer. “No hay tratar de hacer más cosas de las normales y que ello acabe convirtiéndose en otra fuente de estrés”, recomienda José Miguel Gil.

Sé positivo

Y sobre todo sé abierto de mente. “Es clave para evitar la frustración y aprovechar al máximo los días libres de verano”.

Cuidado con la pareja

Según varios estudios, el verano y el último trimestre del año es el período donde se producen más divorcios y separaciones (http://www.menshealth.es/estrategia/articulo/evita-las-discusiones-de-verano). En un primer momento puede sonar raro, pero si lo piensases tremendamente lógico.  Las vacaciones son momentos donde el  tiempo libre es mayor y se pasa más tiempo en familia o con la pareja, y, por ello, los roces pueden aumentan.  “Un gran error es imponer planes, ideas, horarios” revelan desde Asesco. Déjate el mal y humor y la poca paciencia en la oficina. “Debemos estar abiertos para conversar de la manera correcta. Las vacaciones son un momento perfecto para mejorar en la forma de conversar con nuestra pareja y familiares”.

Acepta la realidad

A todos nos gustaría que las cosas fueran siempre perfectas. Que todo salga tal y como lo hemos planeado. Pero la vida no es así. Y cuanto antes lo aceptes mejor.

Es básico  ser capaz de asumir que en vacaciones también existen momentos donde no todo es de nuestro agrado. Y con eso nos referimos a condiciones meteorológicas no deseables, cambio de planes, compañías no de nuestro agrado, enfermedades inesperadas, estados anímicos diferentes, etcétera. “Hay que aceptar que podemos disfrutar las vacaciones sin la obligación de ser felices”, afirma José Miguel Gil.

Conéctate, pero de otra manera

En verano hay que estar conectado. Pero no a las redes sociales, sino todo lo contrario. Conéctate a los sentidos . Respira aire puro, visualiza las olas del mar, saborea un buen plato… e intenta desconectar de las tecnologías, de las obligaciones del trabajo. “Disfruta cada momento y conecta con tus sentidos, sino, el objetivo de este tiempo libre no tendrá sentido”. 

Come bien

No como exigencia, pero sí como buena rutina, intenta dar a tu cuerpo alimentos saludables. Lo verás reflejado en tu estado de ánimo cada día en vacaciones.

Mantente activo

Que estés lejos del gym no sirve de excusa para dejar de hacer deporte. Intenta practicar cualquier ejercicio, aunque sea pequeño. Además, te aportará la energía necesaria para enfrentarte al temido mes de septiembre. 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.