6 trucos para que no se te note una resaca

Lo mejor sería evitarla, pero si quieres que no se note, sigue estos consejos
Silvia Martín , 27-04-2017
6 trucos para que no se te note una resaca
6 trucos para que no se te note una resaca

Ayer fue todo rodado. Ganó tu equipo, tus amigos estaban especialmente ocurrentes y los brindis se fueron alargando. O igual te quedaste en casa, atrapado por un mini maratón de tu serie favorita acompañado con unas cervecitas… Todo estupendo pero… ¿qué tal te has levantado esta mañana cuando toca ir a currar? Además del dolor de cabeza que tienes (está ahí verdad?) el espejo te dice que tienes la piel color ceniza, el rostro hinchado y los ojos rojos. Estás hecho un asco, amigo. Y presentarte así en la oficina es tanto como decir a tu jefe a la cara que hoy la productividad no va contigo. Por suerte tenemos pequeños trucos para lograr que disimules tu estado. Y ¿sabes lo mejor? Funcionan.

Despierta tu cara

¿Tu rostro está enrojecido? Pues aunque lo que más te apetezca sea una buena ducha caliente antes de salir de casa has de saber que, al menos en la cara, lo que necesitas es un buen chorro de agua fría. "Una ducha caliente eleva la temperatura del cuerpo por lo que este responde enviando más sangre a su piel para regular la temperatura", dice el dermatólogo Brendan Camp. Traducción: tu cara se verá aún más roja.

La solución: Marchando una de agua fría. Lávate bien la cara con el agua fría del mando a tope. El enrojecimiento bajará de tono, los poros se harán menos visibles y, además, te sentirás más despierto.

¡Una crema con antioxidantes!

Anoche quizás perdiste tu dignidad, tu cartera y tu teléfono. Y, desde luego, un buen puñado de las vitaminas que te ayudan a prevenir el envejecimiento y el daño de la piel. "Beber alcohol disminuye los niveles de antioxidantes en la piel", dice Joshua Zeichner, Director de Cosmética y de Investigación Clínica en Dermatología en el Hospital Mount Sinai de Nueva York.

Su consejo: "Aplícate un antioxidante tópico antes de acostarte para mantener la piel sana y despertar con mejor cara." 

Calmar el dolor de cabeza

Te duele la cabeza, vale, pero ¿qué te tomas para calmarlo? Si te duele por la resaca no lo dudes: una aspirina. Es un analgésico puro y duro con propiedades antiinflamatorias que ayudarán a controlar la hinchazón y el enrojecimiento. No te compliques la vida con otros analgésicos que pueden reaccionar mal con el alcochol que aún quede en tu cuerpo.

Abre tus ojos

Lo entendemos, la luz hoy te molesta más que nunca. Pero tendrás que quitarte en algún momento tus gafas de sol.

Primer paso: humedecer los ojos con esas gotitas mágicas que borran el enrojecimiento (siempre hay que tener unas en casa porque realmente funcionan, aunque no has de abusar de su uso). Si te cruzas con el jefe camino de la máquina del café procura abrir los ojos en lugar de entrecerrarlos como un ligón de tercera división.

Segundo paso. Bolsas fuera. No está claro si la hinchazón debajo de los ojos está directamente asociada con el consumo excesivo de alcohol, o más bien es un efecto secundario de la falta de sueño. En cualquier caso ahí están. Y la solución es la misma: cafeína. "Los contornos de ojos que contienen cafeína pueden ayudar a estrechar los vasos sanguíneos y reducir la apariencia de hinchazón", dice Zeichner.

Por cierto, es por eso que tu abuela cubría sus ojos con una bolsas de té ya frío cuando tenía una mala noche.

Cuidado con el aliento

Estás tan concentrado en tus ojos (y en tu dolor de cabeza) que te arriesgas a olvidarte de ese delator (y apestoso) aliento que sale por tu boca. Además de recomendarte que la próxima vez no pases de lavarte los dientes antes de meterte en la cama, dedica un tiempo extra al hilo dental, el cepillo y un buen enjuague bucal antiséptico. Y de camino al trabajo mordisquea una manzana.

Revive tu piel

Te has afeitado. Te has puesto el traje. Y tu piel apagada todavía va diciendo por ahí lo que pasó anoche. La solución: No solo del contorno de ojos vive el hombre, aplícate también una buena hidratante (una con vitamina C o soja te irá de lujo) para recuperar el brillo perdido. (Y si tu novia tiene por ahí algún corrector pídeselo prestado (ejem) y aplícatelo en el centro de la frente, la nariz, la barbilla y bajo las ojeras. Difumínalo con los dedos y ¡Listo! Una botellita de agua a mano y ¡Buenos días jefe!.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.