Seis prendas que no se lavan como tú pensabas

Porque no todo es tan sencillo como una camiseta de algodón…
MH para Samsung , 27-07-2017
Seis prendas que no se lavan como tú pensabas
Seis prendas que no se lavan como tú pensabas

De pequeño, parecía casi magia. Echabas la ropa sucia al cesto y, al cabo de unos días, aparecía de nuevo en tu armario. Limpia y doblada. Luego te diste cuenta de que aquello no tenía nada de mágico y que, si no lo hacías tú, no aparecían por sí solas. Fue entonces cuando también descubriste que no todo es tan fácil de lavar como una sencilla camiseta de algodón… y que la secadora podía llegar a ser un peligro.

Normalmente, el precio que pagamos por aprender esa lección suele ser el deterioro de alguna de nuestras prendas preferidas. Por eso conviene fijarse en el tejido antes que nada. Y por eso vamos a hacerte seis preguntas y vamos a darte sus respuestas sobre seis prendas diferentes que tienen truco. ¿Preparado?

1. Una corbata de seda

Cómo crees que se lava: en la lavadora

Cómo se lava en realidad: con el vapor de la plancha. ¡Ojo, no con la plancha directamente! Lo ideal es ponerla a temperatura máxima y acercarla a dos dedos de la corbata, sin que llegue a tocarla. Si por el camino te encuentras alguna mancha de comida, aplícale polvos de talco o harina. De este modo se desprenderá la base oleosa. Déjalo actuar un buen rato y luego sacude la corbata. Si aún quedan restos de aceite, repite la operación. Si la mancha está muy incrustada, lleva la corbata a la tintorería.

 

2. Una camisa de lino

Cómo crees que se lava: en la lavadora

Cómo se lava en realidad: en la lavadora. ¡Has acertado! Pero debes tener cuidado: máximo a 30 grados y con un programa de centrifugado corto. ¿Te has olvidado de meterla al poner la colada? ¡No te preocupes! Las lavadoras Samsung AddWash incorporan una puerta extra para poder hacerlo sin necesidad de vaciar de agua el tambor. Tan sólo tienes que detener la marcha y en cinco segundos estará lista para que añadas la camisa o lo que quieras. ¡Caben hasta sábanas! Además, con el bloqueo infantil no tendrás que preocuparte por los pequeños de la casa.

A pesar de que te pongas la camisa de lino en verano, en realidad este tejido es enemigo del calor. ¡Prohibido meter la camisa en la secadora! De lo contrario, le quedará mejor a tu hijo de dos años que a ti… Un truco para evitar las típicas (y profundas) arrugas que se forman en este tejido es plancharlo cuando la prenda está aún un poco húmeda.

 

3. Un jersey de cashmere

Cómo crees que se lava: frotando a mano

Cómo se lava en realidad: a mano, pero sin frotar. El agua debe estar tibia, el jabón debe ser específico para prendas delicadas y no hay que dejarlo demasiado tiempo en remojo. Con diez minutos es suficiente. Cuando termines, escurre el jersey pero no lo retuerzas (romperías las fibras). Para secarlo, colócalo en horizontal sobre una toalla. Si lo cuelgas, el peso del agua hará que se deforme.

 

4. La camiseta técnica del gym

Cómo crees que se lava: con el programa normal de la lavadora

Cómo se lava en realidad: en la lavadora… pero no en cualquiera. Un programa de prelavado con burbujas como el de las nuevas lavadoras Samsung AddWash permite atacar las moléculas de sudor (que hacen que la prenda huela mal) para que el posterior lavado acabe con ellas. Tienes cuatro tipos de ciclo: algodón, ropa vaquera, cuidado infantil y el más interesante en este caso: sintéticos, ideal para prendas deportivas técnicas.

5. Unas zapatillas

Cómo crees que se lavan: en la lavadora

Cómo se lavan en realidad: a mano, con un cepillo y un paño. Meter las zapas en la lavadora puede significar despedirte de ellas. La mayoría llevan detalles que pueden desteñir y alterar el color de otras zonas, están fabricadas en más de un material (y no todos ellos resisten el centrifugado, por ejemplo), pueden descoserse e incluso deformarse. Mejor pásales un paño y un cepillo con agua y algo de jabón. Para las zonas pequeñas, el clásico cepillo de dientes. En las del gym, extrae las plantillas y lava estas en agua muy caliente con bicarbonato.

 

6. El plumón

Cómo crees que se lava: en la tintorería

Cómo se lavan en realidad: vale: puedes llevarlo a la tintorería. Pero si tienes una lavadora Samsung AddWash, eso que te ahorras. Tan sólo debes asegurarte de que la chaqueta posee un material exterior resistente. Lávala en un programa entre 30 y 40 grados y con un centrifugado suave. Si no es blanca, puedes ponerla con vaqueros para un mejor acabado. Sécala siempre en horizontal y sin retorcerla. Sacúdela de vez en cuando para que las plumas no se apelmacen.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.