6 usos del taladro que no conocías

Esta herramienta puede ser multiusos, no sólo servirte para agujerear paredes y otras superficies.
Sergio Collado , 19-12-2016
6 usos del taladro que no conocías
6 usos del taladro que no conocías

Deja que te expliquemos cómo usar tu herramienta más potente para organizar el garaje, limpiar el baño o ganar tiempo en la cocina. No es una navaja suiza, pero casi y seguro que te soluciona la papeleta más una vez.

1. Pela una bolsa de 5kg de patatas en minutos

Clava la punta limpia del taladro en el tubérculo y hazlo girar lentamente contra el pelador que sostendrás en la otra mano. Cuando te sientas cómodo, aumenta la velocidad. Ahora ya puedes preparar puré de patata o patatas fritas para un montón de gente.

2. Limpia un desagüe de pelo y otros restos

Estira una percha de alambre, dóblala por la mitad e introduce los dos extremos libres en el portabrocas. Luego introduce el extremo doblado en el desagüe que te da problemas y hazlo girar lentamente para extraer años de pelo púbico y recuerdos de novias del pasado.

3. Cepilla lo que sea y déjalo impecable

Fijando un cepillo circular al taladro podrás sacar brillo al coche, quitar la mugre de un suelo de linóleo, limpiar una ducha sucia o eliminar las manchas de la moqueta. El cepillo se presenta en diferentes tamaños y tiene cerdas de diferentes durezas, pero si tienes prisa puedes usar una brocha de pintar fina.

4. Organiza una maraña de cables alargadores

Usa el taladro para introducir un tornillo de diámetro pequeño en un taco grueso de madera. Luego fija el tornillo en el portabrocas y hazlo girar lentamente. El cable se enrollará limpiamente. Este truco también funciona para la cinta que usas para asegurar los guantes de boxeo.

5. Bate muchísimos huevos, masa, pintura…

Fija un accesorio batidor al portabrocas del taladro y úsalo para mezclar cualquier cosa: pintura, escayola, masa para brownies o para bizcochos… O úsalo para batir un montón de huevos cuando se te presente toda la familia y tengas que hacer un montón de tortillas. Papá estará orgulloso.

6. Fija una llave Allen para montar muebles

Con una sierra para metal, corta el extremo corto de esa llave Allen baratilla que venía con el mueble de Ikea que has comprado. Luego acopla tu nueva llave Allen recta al portabrocas y pon el selector en velocidad lenta. ¡Tachán!: esa librería de nombre sueco impronunciable por fin ha encontrado un rival de su talla.

Compra tu taladro online

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.