Así llegan las agujetas

En este caso conocer cómo se producen no es amarlas, pero te ayudará a retomar tus entrenamientos.
Sergio Collado , 11-01-2017
Así llegan las agujetas
Así llegan las agujetas

Son un freno para tu rendimiento en el gimnasio o cualquiera que sea tu actividad deportiva, a nadie le apetece estarse ejercitando y sintiendo unos dolorcillos que atraviesan tus músculos a cada movimiento.

Mentalmente, estos molestos pinchazos también te paran ya antes de lanzarte a entrenar... Te predisponen a tomarte unas minivacaciones y saltarte esa sesión de gym o esa carrera que te desahoga tras el curro.

Te recordamos que las agujetas no son más que producto de la inflamación producida por las microrroturas de las fibras musculares tras realizar deporte cuando se acumula gran cantidad de desechos metabólicos que inflaman la zona. Y eso duele...

Como siempre es mejor prevenir que curar, te contamos cómo llegan a las agujetas:

Dolores excéntricos

Las agujetas se producen en mayor intensidad cuando realizamos trabajos musculares excéntricos, por ejemplo, cuando practicamos running en bajada y el cuádriceps hace un trabajo principalmente excéntrico al frenar la caída flexionando la pierna.

No te pongas de 0 a 100

 Si hace tiempo que no haces ejercicio físico y te excedes en la intensidad. Y excederse es un clásico por las ganas que tienes de volver a moverte. Tu cuerpo está dormido y casi cualquier entrenamiento te producirá agujetas. ¡Tómatelo con calma!

Te das caña

Aparecen aunque entrenes con regularidad si lo haces a alta intensidad: la solicitación de fibras por músculo y la agresión son mayores (habrá más microrroturas y más acidosis láctica). Eso sí, si estás acostumbrado a la alta intensidad tendrás menos y te durarán menos.

Las "infidelidades" deportivas

Al cambiar de disciplina o método de entrenamiento, ya que activarás músculos que en la otra disciplina no activabas o los harás trabajar de forma diferente.

Ahora ya sabes de dónde vienen esos dolores casi eléctricos, pero si lo que quieres es saber qué hacer al respecto, léete este artículo: 6 Trucos para entrenar con  agujetas. También puedes echarle un vistazo a: Acaba con las agujetas de esta manera.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.