Claves para hacer movimientos olímpicos

No quieres competir en halterofilia pero, pese a todo, te gusta y deseas hacer movimientos olímpicos. ¿Estás a la altura?
Sergio Collado , 02-01-2017
Claves para hacer movimientos olímpicos
Claves para hacer movimientos olímpicos

El tema, aunque no lo parezca, es peliagudo. Antes de lanzarte a levantar pesos como un loco, tómate unos minutos y averigua si cumples estos requisitos. Adelante, Sansón...

1/ Contexto

Por contexto entendemos las destrezas adquiridas que facilitarán el aprendizaje de un movimiento concreto. Para movimientos olímpicos como cleans y snatch, es fundamental tener experiencia y ser capaz de ejecutar a la perfección con alta intensidad y velocidad máxima peso muerto con barra recta (barra trap/hex no sirven), sentadilla frontal, y en caso de que los movimientos olímpicos impliquen gestos por encima de la cabeza, también press militar.

2/ Estabilidad

Más te vale llevar tiempo trabajando la estabilidad de columna, sobre todo columna lumbar, con ejercicios específicos de core. Tu musculatura de zona media debe ser capaz de compensar y neutralizar cualquier fuerza generada durante el ejercicio que trate de provocar flexión (lateral y frontal), extensión o rotación de columna. Un buen trabajo de core es aquel que cuenta con tantos ejercicios como sean necesarios para trabajar cada uno de estos gestos.

3/ Movilidad

Deberás tener la movilidad de cadera suficiente para ser capaz de iniciar el movimiento desde el suelo, y recoger la barra tras la primera arrancada, sin perder la alineación de columna y pelvis. Por lo general cuentas con ella si eres capaz de realizar sentadilla profunda con agarre frontal sin perder la alineación de columna y pelvis. De no ser así te estarías arriesgando a una lesión de columna. Y mucho ojo, que en bastantes casos dejan secuelas irreversibles.

4/ Espacio

En caso de que quieras trabajar movimientos que requieren gestos por encima de la cabeza (como el snatch o la última fase del clean&jerk), tu hombro debería disponer del suficiente rango de movimiento como para que el brazo alcance la vertical sin alterar la posición natural (neutral) de columna. Lo ideal sería que, en caso de perder el equilibrio, pudieras soltar la barra por detrás de la cabeza, minimizando así el riesgo de lesión.

Artículo relacionado: ¿Puede todo el mundo hacer movimientos olímpicos?

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.