¿Entrenar con resaca? Esto es lo que debes saber

Hay gente para todos los gustos y que entrenan en todas las condiciones... ¿Y tú?
Martín Iraola , 28-11-2016
¿Entrenar con resaca? Esto es lo que debes saber
¿Entrenar con resaca? Esto es lo que debes saber

En esto del entrenar con resaca la cosa está más dividida de lo que te puedes creer. Según los resultados de nuestra encuesta, el 45% de los lectores de Men’s Health asegura no haber entrenado jamás con resaca; mientras que otro 45% confiesan justamente lo contario: que alguna vez se han puesto a sudar después de una noche especialmente fiestera.

Lo más llamativo es el 10% restante, que asegura haber entrenado con resaca bastantes veces.

Al primer grupo poco le podemos decir. Básicamente que sigan así, que lo están haciendo de maravilla. Los otros, los fiesteros, son los que deberían tener en cuenta lo siguiente.

Mientras tanto, en tu cuerpo

El alcohol te deshidrata, esta es la verdadera razón por la cual al día siguiente tienes resaca. Pero beber alcohol en exceso también produce una pérdida mayor de vitaminas y minerales esenciales para el rendimiento deportivo como el potasio, magnesio, fósforo y calcio.

Por si fuera poco, aumenta los niveles de triglicéridos y por lo tanto empeora la circulación sanguínea, aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Por último, el alcohol disminuye el rendimiento, reduce la fuerza y la potencia, y altera los movimientos normales requeridos para el adecuado desempeño físico. Además influye negativamente sobre la composición corporal reduciendo la masa muscular y aumentando la grasa corporal.

Entrenar o no entrenar

Entonces, ¿qué hacer un día de resaca? Sigue yendo al gym después de una fiesta. Un grupo de investigadores de la Dublin City University, en Irlanda, ha demostrado que en una sesión de 20 minutos de bicicleta elíptica se queman casi tantas calorías como corriendo en una cinta. Este ejercicio, y otros como el remo o el patinaje, son muy recomendables para combatir la resaca, puesto que activan el tren superior y estimulan el aparato cardiorrespiratorio.

Y hablando de ejercicios, haz un entrenamiento suave. No se trata de  batir un record, sino en eliminar de tu cuerpo esas sustancias toxinas que se han almacenado.

Ojo con lo que sudas. Sudar un poco es normal pero ya que debido a la resaca estamos deshidratados, no puedes permitirte sudar en exceso y como consecuencia sufrir un desmayo o cualquier otro problema.

Para evitar sorpresas desagradables, hidrátate en todo momento. Lleva la bebida siempre contigo y ve dándole tragos mientras trabajas, ya sea agua o uno de esos brebajes isotónicos.

Y si pese a todo continúas pasándote con el alcohol, échale un vistazo al siguiente artículo, ideal para estas fechas: 'Menú contra la resaca'.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.