¿Press de banca? ¡Tómatelo a pecho!

Realíza bien el ejercicio y harás que tus músculos crezcan mucho más.
Daniel Puigvert , 04-01-2017
¿Press de banca? ¡Tómatelo a pecho!
¿Press de banca? ¡Tómatelo a pecho!

Romper la rutina es esencial para que crezcan los músculos. Aprende la técnica perfecta del clásico ejercicio de press de banca y luego afina tu entrenamiento para ganar volumen en tu musculatura.

1. LAS MANOS, EN SU SITIO       

Utiliza un agarre en pronación, con las manos un poco más separadas que la anchura de los hombros. La barra debe apoyarse justo en el centro de las palmas, de manera que el peso baje recto por las muñecas hasta los codos. Mantén un ángulo de 40o y 60o entre los antebrazos y el tronco para quitar presión a los hombros. Si no pierdes esta alineación, la barra seguirá la trayectoria correcta.

2. LOS PIES, BIEN APOYADOS           

La fuerza sube desde el suelo. Aunque tú estés tumbado, los pies deben estar perfectamente apoyados en el suelo y un poco más separados que la anchura de las caderas. Dobla las rodillas en ángulo recto y apoya bien las caderas sobre el banco. Además, debes mantener los abdominales tensos: una base firme te ayudará a levantar más peso y reducirá el riesgo de lesión en la zona lumbar.

3. CONTACTO CON TACTO       

La barra debe tocar el pecho aproximadamente a la altura de las pezones. Si bajas más, los hombros harán un esfuerzo excesivo. No dejes que la barra rebote en el pecho (no es una pelota). Cuando llegue abajo, detente un instante y luego súbela de forma explosiva. Eso sí, que no se te escape la barra.

4. OJOS FIJOS EN LA BARRA       

Estás en el gimnasio para trabajar, así que concéntrate en el ejercicio. Mantén la cabeza pegada al banco y los ojos fijos en la barra cuando la tengas encima de ti. Según un estudio publicado en el Journal of Cognitive Therapy, los hombres que bloqueaban toda distracción antes de hacer un levantamiento lograron mover más peso que cuando estaban distraídos. No bajes la barbilla para seguir la barra con la mirada. Concéntrate en empujar para que entre de nuevo en tu campo de visión.

Artículo relacionado: 4 maneras de mejorar tu press de banca

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.