Entrevista a Javier Gómez Noya

Así se recupera el triatleta de la lesión en el codo que le impidió participar en los JJ.OO.
Julio César Ortega / Fotos: Duracell -
Entrevista a Javier Gómez Noya
Entrevista a Javier Gómez Noya

Decir Javier Gómez Noya (Basilea, Suiza, 1983) en este país es decir TRIATLÓN. Así, todo en mayúsculas. Su palmáres es tan amplio que uno acaba agotado sólo de leerlo: cinco veces campeón del mundo de triatlón, campeón del mundo de Ironman, plata en Londres 2012, ganador de once series mundiales incluyendo dos finales... y Princesa de Asturias de los Deportes 2016, un premio del que ya fue finalista en 2013 y 2015.

Pero no todo son alegrías. El pasado 13 de julio, durante un entrenamiento en bicicleta en Lugo, Gómez Noya se cayó y se fracturó el brazo. Fue operado al día siguiente, pero aquello supuso tener que renunciar a los JJ.OO. de Río. Terminaba así una temporada que no había sido especialmente buena: ya había sufrido una fractura de estrés en el fémur y renunció a participar en las Series Mundiales de Estocolmo. Pero, ¿cómo está ahora? Hablamos con él, ahora que es embajador de Duracell, y le preguntamos si es tan infalible como el famoso conejito de las pilas.

Pregunta: Ante todo, enhorabuena por el Princesa de Asturias. ¿Qué sientes ante un reconocimiento así?

Respuesta: Una gran alegría y orgullo porque se reconozca mi trayectoria deportiva, además unos premios de tan reconocido prestigio que incluso superan el ámbito estrictamente deportivo, es algo muy bueno para el triatlón. Por lo tanto, estoy doblemente contento.

P: Sin embargo, este verano no ha sido bueno para ti. No has podido competir en los JJ.OO. Cuéntanos un poco: ¿cómo lo has vivido? ¿Qué tal te encuentras ahora?

R: No es una situación fácil, quedarte fuera de poder luchar por un objetivo que te hacía ilusión y por el que había trabajado mucho por una lesión es duro, pero es algo que forma parte del deporte también. Ahora me encuentro bien, la recuperación del brazo va de acuerdo con los plazos normales para este tipo de lesión, pero como ya estamos en la parte final de la temporada, me lo tomo con paciencia para estar a tope para el año que viene.

P: ¿Todavía recuerdas las sensaciones de cuando empezaste? ¿Qué te motivó a entregarte al triatlón?

R: Sí, claro que las recuerdo. Parte de ellas son las mismas que tengo ahora: la satisfacción de dar de ti lo mejor en cada entreno, buscar la exigencia física en pos de la mejora diaria. Es un deporte que me enganchó desde el inicio, por la variedad y diversidad de entrenar tres disciplinas, que a su vez están interconectadas. No es lo mismo entrenar cada una de las tres por separado que entrenar para triatlón.

P: Cuéntanos cómo te entrenas normalmente: dónde, con quién, cuántas horas, tipos de entrenamiento...

R: ¡Uy! Esta es una pregunta demasiado abierta, porque depende bastante del momento de la temporada que me encuentre. Por resumirlo rápidamente, cada día realizo las tres disciplinas más sesiones de gimnasio. Una semana de entrenamiento suele acumular 20.000 metros nadando, 400 km en bici y 110 km de carrera a pie. Dónde entreno depende del calendario de carreras y el lugar donde se celebren. En base a ello, planifico las diferentes concentraciones y compañeros de entreno.

P: ¿Y qué hay de la alimentación? ¿Sigues un plan estricto?

R: Cuando se acercan las principales competiciones del año, en las que se deciden los títulos, suelo controlar un poco más la alimentación, sobre todo en lo que se refiere las cantidades para buscar afinar ese kilo que puede marcar la diferencia. Durante el resto del año, como más o menos de todo, llevo una dieta equilibrada. Siempre intento cuidar que la calidad de la materia prima de los alimentos sea buena, ya sea de la carne, del pescado... porque los nutrientes que aporta son mejores.

P: Háblanos de tu colaboración con Duracell. ¿Eres tan infalible como sus pilas?

R: Pues a día de hoy, diría que Duracell es más infalible que yo [risas]. En general, me gustaría que muchos días fuese una cuestión de cambiarse las pilas y estar como nuevo, pero el cuerpo humano es más complicado que eso. Independientemente de esto, el objetivo de la colaboración ha sido demostrar que todos podemos sacar esa fuerza y energía que llevamos dentro, y es lo que he querido transmitir a través de los vídeos que hice con ellos y los consejos que he ido compartiendo en mis redes durante estos meses.

P: Bici, carrera o agua. Siempre es difícil de elegir para un triatleta pero, ¿en cuál te sientes más pleno?

R: Como te comentaba anteriormente, el triatlón son las tres disciplinas juntas. Por lo tanto, lo que más me gusta es la combinación de las tres. Si tuviera que escoger una, quizás la carrera a pie. En los momentos cumbre de la temporada, me exige más porque es la que al final te hace ganar las carreras.

P: De entre todos los logros de tu carrera, ¿de cuál te sientes más orgulloso?

R: Más que de un título en especial, es la constancia y regularidad que he mantenido durante muchos años para estar siempre luchando por estar en lo más alto en cada carrera.

P: ¿Ha sido la del CSD tu mayor batalla?

[Nota: en 1999, los servicios médicos del Consejo Superior de Deportes le detectaron una anomalía cardíaca. A raíz de ello, se le retiró la licencia para competir, a pesar de que los especialistas consultados por el triatleta aseguraban que sí tenía capacidad para la competición. Su lucha y constancia pemitieron que recuperase la licencia en 2006].

R: Mi mayor batalla no lo sé, pero la más complicada probablemente sí, porque estaba totalmente fuera de mi alcance, y en ciertos momentos se dieron situaciones surrealistas que no lograba entender. Pero lo importante es que ya todo pasó, siempre miro hacia adelante.

P: ¿Qué es lo mejor y lo peor de viajar constantemente?

R: Lo mejor es conocer nuevos países, culturas, gente... Viajar me apasiona. Lo peor son los aeropuertos y los aviones, sobre todo la indefensión que sientes en ciertas situaciones de retraso, cargos por sobrepeso y demás, frente a las compañías aéreas.

P: ¿Cuál dirías que es tu cualidad más valiosa?

R: La constancia, disciplina y focalización por conseguir los objetivos que me marco.

P: ¿Por qué crees que el triatlón vive un momento tan dulce entre los aficionados? ¿Crees que ya ha tocado techo?

R: En general, las sociedades cuanto más avanzadas están, tienden a practicar más deporte, y en especial deportes de resistencia, como el running, ciclismo, etc. Además, el triatlón ha ido evolucionando, ofreciendo distancias para todos los niveles. Eso hace que a la gente le sea más fácil el iniciarse. Si ha tocado techo, espero que no. Desde luego, si diesen más pruebas de triatlón en directo por televisión, te aseguro que aún crecería. En Galicia, la TV Gallega las está emitiendo y tienen una gran acogida y audiencia, según me comentan.

Te recomendamos

¡Demuéstranos que puedes y consigue ser portada de Sport Life y una equipación comple...

La adaptación es una de las mayores virtudes de Moyá, dentro y fuera del terreno de j...

Nivea MEN Body Shaving, la revolución del afeitado corporal...

Los estampados, las rayas y el patchwork, protagonistas en esta colorida colección d...

La zapatilla más vendida de Nike se actualiza...

¿Cuáles son las tres características principales del fitbit IONIC?...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.