Entrevista a Kepa Acero

Tras el espectacular accidente que sufrió en enero, podría decirse que ha resucitado. Las olas le dieron un susto, pero volverá a ellas.
Entrevista a Kepa Acero
Entrevista a Kepa Acero

2017 no pudo empezar de peor manera para él. Kepa Acero (Algorta, 1980), uno de los mejores surfistas de este país, estuvo a punto de quedarse tetrapléjico el pasado 2 de enero, cuando se descabalgó de la ola de Mundaka -su casa- y sufrió un durísimo golpe contra el fondo del mar. El resultado fue una fractura en una vértebra cervical y el desplazamiento de otra. Suficiente como para considerar que ha nacido de nuevo. Pero insuficiente para alejarlo de su pasión, a la que volverá tan pronto como le sea posible.

El surfista vizcaíno es embajador de Reef. Y si a algo debe su fama, además de este deporte, es a la capacidad de comunicar de la que goza. Por eso, un buen día de 2010 decidió dejar la competición y emprender el proyecto Cinco olas, cinco continentes. Inspirado por los grandes viajes de los surferos de los años 70, a lo largo de seis meses recorrió Namibia, Indonesia, Australia y Chile en busca de las olas más desafiantes del mundo. Retransmitió sus peripecias casi en tiempo real a través de su canal en YouTube. Y tuvo un éxito apabullante.

Hoy, su capacidad y pasión por dar a conocer el surf sigue intacta. Lo comprobamos mientras se recupera del mayor susto de su vida.

¿Cómo recuerdas el accidente?
No deja de ser paradójico que, después de haber viajado por todo el mundo asumiendo riesgos, tenga un accidente en casa y entre amigos. Fue un día muy corriente en una ola de tamaño mediano. Digamos que a los surfistas con experiencia nos gustan las olas con poca profundidad. Cuanto menos cubre, más potencia tiene. Cogí una ola muy rápida y me hizo una especie de zancadilla. Salí volando y me golpeé directamente en la cabeza con la arena, fracturándome una cervical con desplazamiento y una dorsal. En el momento, no sentía el cuerpo y perdí la visión. Por suerte, dos amigos me vieron y me sacaron del agua. Una vez en el hospital, me dijeron que había quedado muy cerca de tocar la médula. Así que sí, hubo mucha suerte.

¿Y ahora, cómo estás?
Me operaron y ahora mismo estoy recuperándome. Hasta surfeando un poco ya, que es lo que me  mantiene con ilusión.
 
¿Ha cambiado este accidente tu manera de enfrentarte al surf?
Creo que me ha cambiado la manera de ver, no sólo el surf, sino la vida. Siempre se dice que hay que aprovechar la vida, pero hasta ahora lo decía en la teoria. De pronto, te pasa una cosa de estas y lo ves realmente en la práctica, que nada es seguro en esta vida, y que hay que aprovecharla. Lo importante es hacer las cosas que realmente te gustan en la vida y rodearte de la gente que te aporta, que tiene un valor. Al hilo de esto, yo amo surfear y lo siento con claridad cristalina, así que sólo pienso en volver a Mundaka y remar esa misma ola.
 
¿Qué es lo mejor de este deporte?
Creo que cuando coges una ola, es una manera muy sencilla de conectar con la naturaleza, de sentir la fuerza del océano. Para mí, salir a la mar es como si el tiempo se parara, y eso engancha. Para mí, el surf es sinónimo de libertad.

¿Será por eso que hoy el surf vive un boom como lo vivió el running?
Sí, eso creo. ¡Cabalgar una ola te ofrece tantas sensaciones indescriptibles! Cada vez que veo a alguien ponerse sobre una tabla por primera vez, les llena tanto... ¡eso es el surf!

¿De verdad puede practicarlo todo el mundo?
Empezar no es fácil, pero creo que la mayor parte de la gente es capaz de lanzarse al mar y levantarse sobre la tabla. Es muy importante iniciarse bajo la supervisión de alguien con experiencia. Resulta crucial comenzar con equipamiento correcto y unas buenas condiciones de las olas. Cuanto más joven empieces, mejor.

Y a ti, ¿de dónde te viene la pasión por esto? ¿De familia? [Kepa es el menor de tres hermanos, todos ellos surfistas]
Nací en Algorta, un pueblo costero cerca de Bilbao. Allí, la cultura skate y surf estaba ya muy arraigada cuando yo era pequeño. La pista de skate está enfrente de mi casa y justo encima de la playa, así que este lugar es un vivero de los deportes de deslizamiento. Mis hermanos mayores son muy buenos surferos, así que yo cuando era pequeño les veía surfear, patinar… y heredé las tablas de surf. Creo que mi primera ola la surcaría con siete años, y desde entonces no he parado.

De todas las cualidades que puede tener un buen surfista, ¿cuál es la más importante?
Ser paciente y constante. El mar cambia constantemente debido a las mareas y al tamaño de las olas. Muchas veces, las olas estarán en malas condiciones y puede ser complicado coger una. Tienes que ser una persona contemplativa para elegir el momento correcto.

A tu parecer, ¿quién es el mejor surfista del mundo actualmente?
Desde una vision de competición, meramente técnica, Kelly Slater ha sido 11 veces campeón del mundo. Desde una perspectiva histórica, no hay nadie que se le acerque. Ya no sólo en el surf, sino en el deporte en general. Desde una visión universal, el mejor surfista es el que mejor se lo pasa.

¿Hay que practicar la propiocepción en seco antes de lanzarse al mar?
Es recomendable. Yo hago ejercicios funcionales sobre base inestable tres veces por semana, además del surf. Eso me ayuda con el equilibrio cuando surfeo. 

¿Algún otro consejo para quienes deseen iniciarse en esto?
Ve con alguien experimentado, elige la equipación adecuada, la marea correcta y un lugar donde de verdad pueda surfearse. Eso hará que empieces con facilidad en lugar de desesperarte a la primera.

¿Cuál es el tipo de lesión más habitual en el surf y cómo puede prevenirse?
De hecho, el surf no es un deporte muy lesivo en líneas generales. Es muy habitual rozarte demasiado el cuerpo con la tabla cuando empiezas, así que yo recomendaría una tabla suave para prevenir cortes. También puede haber dolor en las rodillas, pero eso es más raro, ya que sueles caer en el agua y no tanto sobre la arena. Surfear olas grandes es otra historia...

O sea que, para novatos, mejor una tabla suave
Sin duda. No sólo por el tema de los cortes, sino también porque flotan mejor y tienen una velocidad más constante, lo cual es perfecto para quienes están empezando en el surf.

¿Y qué hay del neopreno? ¿Qué es lo que hay que tener más en cuenta a la hora de elegir uno?
La temperatura del agua es crucial, y también la flexibilidad. El neopreno te mantiene caliente, pero también debe ser flexible para allanarte los movimientos. Y si además es duradero, es el neopreno perfecto.

¿Hay una temperatura ideal del agua para surfear?
Yo he surfeado en la Antártida con un agua a dos bajo cero [el punto de congelación del agua de mar], así que es posible surfear en casi cualquier condiciones en todo el mundo. Obviamente, es más agradable surfear en aguas más cálidas. Para mí, 24 grados es lo ideal.

 


¿Cuál es el lugar más extraño al que te ha llevado el surf?
He tenido la suerte de conocer muchos lugares. Pero, si tuviera que elegir un sitio especial, sería el que acabo de decir: la Antártida. Llegar a ese universo blanco, lleno de animales y sin humanos… se siente uno como si fuera a otro planeta. Es una experiencia fascinante.

Dentro de España, ¿qué tres lugares dirías que son los mejores para surfear?
Mundaka (País Vasco) es conocida en todo el mundo por su calidad. Galicia es una zona con muchas olas buenas y gente que sabe del tema. Y finalmente debo mencionar la playa La Salvaje [entre Sopelana y Getxo, en Vizcaya], donde mis hermanos tiene una escuela de surf. Lo pasamos muy bien allí.
 
¿La experiencia más extrema que has vivido?
Creo que en Namibia, en un lugar que surfeé a solas, rodeado de una colonia de 80.000 focas saltando a mi alrededor. ¡Seguro que había otros bichos más grandes! Eso fue lo más extremo y también de lo más hermoso que he vivido.
 
¿Qué valores crees que Reef ve en ti para mantener una relación de tantos años? ¿Cuánto lleváis juntos?
Llevo representando a Reef desde que tengo nueve años y me ha dado la oportunidad de viajar a lugares extraordinarios y poder extender una filosofía de vida relacionada con el surf y todo lo que lo rodea. El viaje, la aventura… visitar estos lugares y buscar las olas, pero también conociendo culturas y experiencias fascinantes. Como bien dice el lema de Reef, estamos solo de paso ('just passing through'), y yo trato de hacer que este paseo merezca la pena ser vivido. Por eso creo que Reef y yo llevamos tanto tiempo de la mano.

Con Cinco olas, cinco continentes descubriste tu faceta de youtuber. ¿Cómo lo llevas hoy?
Cuando empecé a viajar en solitario por África, en 2010, era algo nuevo. Empecé a autograbar y autoeditar vídeos de mis experiencias en el desierto. No sólo sobre las olas, sino también sobre las largas noches de espera, pensamientos… y descubrí que no era sólo una experiencia personal, sino algo para compartir por las redes. Es un privilegio que haya miles de ojos y oídos al otro lado de la pantalla escuchándote, viéndote. Siete años después de aquello, sigo viajando,  compartiendo y disfrutando de lo que me ha tocado. Y me veo haciendo lo mismo en un futuro. Cumpliendo sueños.

Has recorrido todos los continentes. ¿Dónde está la mejor ola del mundo?
Yo diría que en Namibia, conocida como la joya del surf. Tengo otros puntos secretos, pero si los comparto dejan de serlo. Así que, ¡salid a buscarlos!
 


 
 

 
 
 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.