Test: así es el nuevo Garmin Fénix 5S

El nuevo modelo llega pensado para quienes buscan un reloj deportivo más pequeño en tamaño pero no en prestaciones
Test: así es el nuevo Garmin Fénix 5S
Test: así es el nuevo Garmin Fénix 5S

Presentada el pasado mes de enero, la nueva línea de relojes deportivos de Garmin es la Fénix 5. Llega dos años después que los Fénix 3 que tan buen resultado dieron (no en vano, son de los más vendidos entre trail runners) y tras haber ganado el Ispo Award Gold 2017 el pasado febrero en la célebre feria de Munich. Se han saltado la 4, imaginamos, por temas de fonética y superstición en el mercado asiático, aunque es cierto que en este lapso lanzaron el Garmin Chronos.

Aspecto

Esta nueva gama se compone del Fénix 5, el 5S (de menor tamaño) y el 5X (con mapas preinstalados y navegación guiada). En Men's Health hemos probado el 5S (correa turquesa), cuya principal novedad es precisamente el tamaño. Su esfera mide 42 mm, lo que supone una reducción de 9 mm respecto al Fénix 3. La pantalla mide 27,9 mm. Tan sólo pesa 67 gramos. Todo perfecto para quienes huyen de los relojes multideportivos outdoor de tamaño XL... pero no todo son ventajas: también se ha reducido el tamaño de su batería, que se deja por el camino 9 horas de autonomía respecto al Fénix 5 estándar. Este dispone de 24 horas, mientras que en el Fénix 5S es tan sólo de 13 horas.

En su aspecto es donde encontramos la principal novedad: más pequeño y, en mi opinión, una apariencia menos masculina. Está disponible en cristal normal y en cristal de zafiro. la correa es intercambiable sin necesidad de desatornillar: basta con desencajarla de la varilla situada en el borde de la caja.

La otra gran novedad de este modelo es el sensor óptico de pulso, localizado en la tapa (parte trasera). La precisión de este sensor es my similar a la del Fénix 3 y, de hecho, a la mayoría de las que hay en el mercado actualmente. Su rango de muestreo es de dos segundos. Si bien los pulsómetros de banda de pecho suelen ser más precisos todavía, la que ofrecen estos dispositivos es más que suficiente para cubrir las necesidades de un usuario promedio. Al fin y al cabo, no eres un profesional que se juegue millones de euros en milésimas de segundo. Para lo que sirve aquí conocer tu FC es para que sepas a qué intensidad estás trabajando y durante cuánto tiempo.

Otra pequeña novedad: el cargador. Se abandona el tipo clip para pasar a un micro-USB situado en la tapa junto al sensor de pulso.

Interfaz y pantalla

Su interfaz es prácticamente idéntica a la del Fénix 3. El manejo puede resultar sencillo o complicado en función del perfil deportivo del usuario. Si haces fitness en el gym, este reloj deportivo se te quedará grande. Si haces tiradas de bici en la montaña, es más adecuado. Ten en cuenta que, con estos dipsoitivos, Garmin se enfoca a un perfil de deportista experto en controlar diversas variantes: altitud, velocidad, inclinación, ritmo, intensidad, vueltas, rutas... Todo mientras, si lo deseas, recibir las notificaciones de Whatsapp o las redes sociales sin necesidad de mirar el móvil.

La interfaz del Fénix 5S incluye un nuevo menú de acceso a los widgets: tan sólo hay que apretar el botón light (situado en la corona) durante unos segundos para acceder al widget en cuestión. Además, para ahorrar tiempo, con el botón de start puedes marcar como favoritos uno o varios de los muchos perfiles deportivos que te ofrece. También puedes crear un nuevo usuario copiando uno ya existente, lo que hace el proceso más fácil.

Sí se nota una mejora en la visibilidad de la pantalla, gracias a la nueva tecnología transflectiva Garmin Chroma Display™. ¿Qué es transflectiva? Pues que transmite y refleja la luz al mismo tiempo. Respecto a la versión anterior, pasa de 16 a 64 colores y de 218x218px a 240x240px, todo lo cual aumenta la visibilidad en condiciones de mucha luz, como las que se dan en un día soleado al aire libre.

Otro de los puntos más atractivos es su compatibilidad con Connect IQ, una plataforma creada para que terceros puedan desarrollar aplicaciones destinadas a personalizar tu dispositivo Garmin según tus necesidades. Desde Strava hasta Uber, podrás añadirlas tanto a la esfera como a los widgets y perfiles deportivos.

El Fénix 5S no trae mapas precargados (en esta gama sólo los trae el Fénix 5X), pero sí permite la navegación a través de rutas o waypoints. A fin de cuentas, recordemos que si en algo es líder esta casa es en navegación por satélite. Puedes marcar el camino hacia un punto en concreto o bien establecer un lugar de referencia para volver a ese punto de inicio.

Lo mejor: su interfaz, más sencilla y mejorada. Su amplitud de deportes. Su resistencia al agua (10 BAR), superior a la media del mercado.
Lo peor: su autonomía, menor que la del Fénix 5 estándar. Su tamaño, demasiado femenino. Su memoria interna, de sólo 64 MB.
Ideal para: escaladores, ciclistas de montaña, trail runners y triatletas.

Precio: 599 € (Fénix 5S con con caja negra y correa turquesa, en España).

garmin.es

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.