Añade las kettlebells a tu entrenamiento

Gana más músculo y quema más grasa con el sistema de pesas kettlebell.
Alerto Ballvé , 01-02-2017

Si crees que la kettlebell no es más que una mancuerna con aires de grandeza, sigue leyendo. El centro de gravedad de una kettleblell cambia mientras estás haciendo el ejercicio.

Eso hace que se parezca a muchos de los objetos que puedes levantar en tu vida cotidiana (maletas repletas de ropa, bolsas de la compra, bebés revoltosos), y su uso frecuente te reporta el mismo beneficio: fuerza funcional aplicable al mundo real. Es decir, mayor precisión y destreza en tu día a día.

Además, la forma característica de una kettlebell te permite pasar de un ejercicio a otro sin tener que dejarla en el suelo. Los resultados de esta estrategia de trabajo ininterrumpido hablan por sí solos: mayor gasto metabólico y más músculo en mucho menos tiempo. No hay nada en esta frase que no nos guste.

Arrancada a un brazo

Cógela con la mano derecha y separa los pies el ancho de los hombros. Deja que cuelgue por delante con el brazo extendido. Balancéala entre las piernas y levántala por delante con un movimiento fluido. Cuando te llegue a la altura del corazón, deja que se dé la vuelta y termina de levantarla apoyada sobre tu antebrazo. Así estarás trabajando todos los músculos.

Molino de viento

Con la pesa rusa todavía en alto, pivota sobre los dos talones a la vez de manera que las puntas de los pies estén paralelas entre sí y formen un ángulo de 45º con la pesa. Con el brazo derecho extendido en vertical, desplaza las caderas hacia la derecha y baja la mano izquierda por la pierna del mismo lado. Para un instante e invierte el movimiento para regresar a la posición inicial. Así trabajas los hombros y el core.

Sentadilla frontal a una mano

Colócate la pesa frente al hombro derecho con el brazo flexionado, el codo pegado al cuerpo y la palma hacia dentro. Mueve las caderas atrás al tiempo que te agachas hasta que los muslos estén paralelos al suelo, y acto seguido incorpórate otra vez. Las sentadillas con barra fuerzan mucho las muñecas. Con la pesa rusa, en cambio, las muñecas se mantienen en una posición neutra y segura.

Press de hombro a una mano

Comienza de pie con la pesa justo por fuera del hombro y la palma de la mano mirando al frente. Levanta la pesa en vertical y vuelve a bajarla lentamente hasta la posición de partida. El hombro es la articulación más móvil del cuerpo y también la menos estable, por lo que es importante que la ejecución sea perfecta. Debes mantener el codo cerca del costado en todo momento.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.