El Mazda MX-5, ahora con techo duro retráctil

El ícónico descapotable japonés se renueva con una imagen más deportiva y el techo retráctil eléctrico que se activa en 13 segundos
Jordi Cabrejas , 01-03-2017
El Mazda MX-5, ahora con techo duro retráctil
El Mazda MX-5, ahora con techo duro retráctil

Cuando hablas de Mazda MX-5, lo primero que quizá te viene a la cabeza es el deportivo roadster con techo de lona descapotable, pero Mazda ha dado un paso más allá y ha añadido a su icónico modelo las siglas RF (Retractable Fastback), lo que significa que ahora su capota es rígida y retráctil, y todo a un toque de botón, en lugar de plegar o desplegar la típica lona a mano.

Y es este Mazda MX-5 RF el que hemos tenido oportunidad de probar en su presentación internacional. Aunque los amantes del MX-5 son fieles a la capota de lona, en esta cuarta generación se da el caso que la versión con capota rígida será la más demandada. Ya la tercera generación con techo duro fue más vendida en España que la versión capota blanda.

Esta nueva versión el MX-5, a pesar de ser algo más corto que su predecesor, presenta un aspecto mucho más deportivo. Los ingenieros de la marca japonesa han hecho un trabajo espectacular para mantener su filosofía Kodo en el diseño y mantener igualmente las prestaciones a pesar de los numerosos cambios que implica acoplar la capota rígida retráctil y sus mecanismos donde antes sólo había la capota de lona. En este aspecto cabe destacar también que pese a ser un descapotable, con el techo cerrado el aislamiento es fantástico, y con el techo abierto el viento casi no se percibe en el interior. Abrir o cerrar la capota rígida no lleva más de 13 segundos, como puedes comprobar en este vídeo.

A pesar de que el mecanismo de la capota rígida pesa unos 45 kilos, han conseguido que todo el mecanismo quede replegado sin restar una gota de espacio al maletero, y que ese peso tampoco reste ni un ápice de prestaciones. Mazda ha modificado suspensiones, frenos, dirección para que el MX-5 siga ofreciendo unas sensaciones únicas. Su ligereza y agilidad siguen siendo únicas, lo que le convierten en un coche muy divertido de conducir.

Y todo sin olvidar la filosofía Jinba Ittai (unidad entre jinete y caballo) que la marca japonesa aplica a todos sus automóviles, y que en definitiva va orientada a que el coche y su conductor estén en plena armonía.

El nuevo Mazda MX-5 RF, que respecto al modelo de capota blanca incrementa el precio en unos 2.500€, ofrece dos motorizaciones: 1.5 Skyactiv-G de 131CV y 2.0 Skyactiv-G de 160CV. Ambas van con cambio manual de 6 velocidades, pero para la versión más potente Mazda ofrece la posibilidad de montar un cambio automático.

En cuanto a los precios, la versión más básica parte de 27.500€, llegando hasta los 31.900€ de la versión Nappa que incluye acabados de lujo.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.