Countryman, el Mini más grande

El SUV de Mini crece en tamaño y espacio para los ocupantes sin perder su esencia de coche deportivo
Jordi Cabrejas , 15-03-2017
Countryman, el Mini más grande
Countryman, el Mini más grande

Mini sigue renovando sus modelos más emblemáticos y en esta ocasión presenta la segunda generación del Mini Countryman, el más grande de los Mini que, además, en esta nueva versión es 20cm más largo y 3cm más ancho que su predecesor, una muestra de que Mini se toma muy en serio las sugerencias de sus clientes, que solicitaban mayor habitabilidad.

Una vez al volante lo que más llama la atención es la disposición de los instrumentos típica de los últimos modelos de Mini, con un gran panel central con la pantalla de 8,8 pulgadas. Esta pantalla central está rodeada de un aro de luces led que varia de color en función del modo de conducción o de diversos avisos. El interior se ve mucho más espacioso, aunque sí es cierto que las plazas traseras, a pesar de ser un 5 plazas, son algo justas para 3 ocupantes adultos.

Donde también se comprueba ese mayor espacio interior es en el maletero, que gana 100 litros de capacidad. En el maletero, que tiene enchufe de 12 voltios y todo tipo de gadgets para sujetar o guardar objetos, puede incluirse opcionalmente un pack llamado Picnic, que consiste en una especie de asiento para sentarse en el maletero, por ejemplo, para quitarse unos esquís o simplemente para contemplar el paisaje. Son pequeños detalles que facilitan los diferentes usos, como el sistema que permite abrir la puerta del maletero simplemento con el gesto de pasar el pie por la parte baja del coche.

A nivel de equipamiento todas las versiones del nuevo Countryman incluyen de serie los faros led, climatizador de dos zonas, sensor de lluvia, sensor de luces y sistema de arranque sin llave. En cuanto a las opciones disponibles el Countryman también puede incorporar la detección de obstáculos y peatones y frenada de emergencia, asistente de aparcamiento con cámara trasera, el headup display encima del volante, el control de crucero adaptativo y el sistema de reconocimiento de señales.

En carretera no da la sensación de conducir un todoterreno, más bien se comporta como en pequeño deportivo, con una dirección muy precisa y una gran estabilidad. Dependiendo del modo de conducción que seleccionemos (Green, Medio o Sport), se ajustan las suspensiones, la dirección, la respuesta del cambio de velocidades o la respuesta del acelerador. En el modo Sport, además de todos estos cambios, se activa un sonido de escape mucho más deportivo, mientras que en modo Green se configura el motor para que el coche circule a vela cuando tiene suficiente inercia o en bajadas.

Nosotros probamos la versión Cooper S de 192CV y con cambio automático de 8 velocidades, pero el Mini Countryman presenta varias posibilidades de elección, con hasta 6 opciones. Hay dos versiones diesel de 150 y 190CV y dos versiones gasolina de 136 y 192CV. También hay una versión John Cooper Works, la más deportiva y top de la gama, que tiene 231CV, así como una versión híbrida enchufable de 224CV. Todas las versiones, en función del la motorización, pueden montar caja de cambios manual o automática de 6 u 8 velocidades, e igualmente es opcional la tracción integral.

El Mini Countryman parte con un precio base de 27.800€ hasta los 35.000€ de las versiones más top.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.