Opel Grandland X, el cabeza de familia

El tercer miembro de la familia X de Opel
JORDI MORAL -
Opel Grandland X, el cabeza de familia
Opel Grandland X, el cabeza de familia

¡Despejada la incógnita! El tercer miembro de la familia X de Opel emerge como su mayor y mejor SUV, partiendo de la misma base que el Peugeot 3008, ya del mismo grupo automovilístico. Mokka X, Crossland X y, ahora, Grandland X. Todos los SUV de Opel comparten letra, del mismo modo que todos los coches que lance desde ahora lo harán con tecnología y componentes del grupo PSA (Peugeot/Citroën) al que ya pertenece la marca alemana. Este nuevo SUV nace de un desarrollo común con el exitoso 3008 y, con mucho espacio, motores muy eficientes y una gran tecnología que lleva hasta sus puntos de venta (ha estrenado incluso su comercialización por Amazon), es hoy el SUV más grande y sofisticado de Opel.

Un SUV muy espacioso

De diseño atlético y con una plataforma EMP2 de la que incluso salen (y saldrán) grandes SUV de siete plazas, el Grandland X destaca por amplitud y carácter familiar. A su buena habitabilidad, suma uno de los mayores maleteros de su clase, con opción de portón eléctrico con manos libres y capacidad de 514 litros, o hasta 1.652 si abatimos asientos. ¡Ideal para deportistas! Con una posición de conducción alta, sobresalen sus asientos ergonómicos opcionales, certificados para el cuidado de la espalda.  

¿Qué hay de nuevo?

Su sofisticada y opcional tracción electrónica, sin necesidad de contar con ninguna versión 4x4, asegura un gran agarre en cualquier terreno. Ágil y cómodo en carretera, con este sistema tiene cinco modos de conducción (asfalto, nieve, todo camino, arena y ESP OFF) que adaptan par, control de estabilidad, acelerador o cambio para un comportamiento siempre estable. Integrado en un pack all road (desde 300 €), suma neumáticos mixtos M+S para convertirse en un SUV muy versátil.

Con asistente personal

Si una técnica domina Opel es la iluminación. El Grandland X puede equipar avanzados faros adaptativos AFL Plus LED, que se adaptan automáticamente a carreteras, autopistas, ciudad, intersecciones, curvas o clima adverso. Pero hay más tecnología. De serie ya cuenta con alerta de cambio de carril, reconocimiento de señales, carga inductiva de móvil y, sobre todo, sistema OnStar: un asistente personal 24 horas que incluye WiFi, llamada de emergencia, asistencia en carretera y anti robo.

Sobre todo, eficiencia

Opel apunta al corazón del mercado con una oferta reducida y tomada del banco de órganos mecánico de PSA, considerado uno de los más eficientes de todo el mundo. El Grandland X llega así en dos versiones: gasolina, con un único motor 1.2 Turbo de 130 CV, sólo 3 cilindros y 5,1 l/100 km de consumo, y diésel, con un motor 1.6 de 120 CV (4,0 l/100 km) que completa oferta con el superior 2.0 de 180 CV y que estrena, además, nuevo cambio automático de hasta ocho marchas.

Galería relacionada

Opel Grandland X

Te recomendamos

¡Demuéstranos que puedes y consigue ser portada de Sport Life y una equipación comple...

La adaptación es una de las mayores virtudes de Moyá, dentro y fuera del terreno de j...

Nivea MEN Body Shaving, la revolución del afeitado corporal...

Los estampados, las rayas y el patchwork, protagonistas en esta colorida colección d...

La zapatilla más vendida de Nike se actualiza...

¿Cuáles son las tres características principales del fitbit IONIC?...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.