Kilian Jornet corona el Everest por segunda vez en seis días

En este segundo intento, desde el campo base, llegó a la cima en 17 horas
Martín Iraola , 29-05-2017
Kilian Jornet corona el Everest por segunda vez en seis días
Kilian Jornet corona el Everest por segunda vez en seis días

Como si no hubiera tenido suficiente con conquistar el Everest en una ocasión y en tiempo récord, Kilian Jornet lo ha vuelto a hacer. Como si tal cosa. Dos veces en una semana. Y de nuevo fiel a su estilo: sin oxígeno, ni cuerdas fijas y del tirón, sin descansos. Tras la hazaña, el deportista se mostraba claramente satisfecho. “Estoy muy emocionado”, reconoció Jornet. “Hacer dos veces cumbre en el Everest en una semana y sin oxígeno creo que establece una nueva línea de posibilidades en alpinismo y estoy muy contento de haberlo podido llevar a cabo”. 

Jornet contra Jornet

Hay gestos que dicen mucho de una persona. Y subir al techo del mundo un par de veces en una semana es uno de ellos: revelan a un deportista que se mueve en un nivel superior de excelencia, dispuesto siempre a hacerlo un poco mejor. Porque la segunda conquista tiene mucho de eso: de Kilian Jornet compitiendo contra Kilian Jornet. 

Durante el primer intento el catalán sufrió un virus estomacal que le obligó a aflojar la marcha. En total fueron 26 horas para subir y 12 para bajar. Unas cifras que habrían satisfecho a muchos. Pero Kilian Jornet no es una persona cualquiera. Sabía que podía hacerlo mejor.

Relacionado Kilian Jornet: el atleta sobrenatural

Volver a intentarlo

"En la primera subida avanzaba muy lentamente”, declaró Jornet. “Cada pocos metros tenía que detenerme ya fuera con vómitos o con calambres”. De vuelta, al campo base ya lo tenía claro. “Pensé que me gustaría volver a intentarlo encontrándome en buenas condiciones".

Y tenía razón. En la segunda ascensión, Jornet conquistó la cumbre en 17 horas y descendió en 11 horas y media. 

Ambos ascensos forman parte del proyecto Summits of My Life, que desde 2012 le ha llevado a viajar por todo el mundo intentando establecer récords de ascenso a las montañas más icónicas del planeta. Comenzó en la cordillera del Mont Blanc en 2012 y desde entonces ha escalado montañas en Europa (Mont Blanc y Cervino), en América del Norte (Denali) y en América del Sur (Aconcagua). 

Ahora Jornet descansa en el Campo Base antes de regresar a Europa. Estamos seguros de que nos volverá a sorprender. 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.