Pierde peso con la dieta Mediterránea

Si estás pensando en deshacerte de los kilos de más y tener una salud de hierro, es la más recomendada.
Martín Iraola , 22-11-2016
Pierde peso con la dieta Mediterránea
Pierde peso con la dieta Mediterránea

De qué se trata

La dieta mediterránea es famosa por favorecer una vida larga, aunque existe un malentendido sobre el uso abundante del aceite de oliva: no es un elixir que sirva para todo. Si se calienta, es tan perjudicial como cualquier porquería hidrogenada. Eso dificulta la pérdida de grasa y te predispone a quedarte sin energía, lo que provocará que piques algo poco saludable a media tarde.

Para asegurarte de que no sea así, procura comer, como mínimo, cuatro veces al día, aunque si entrenas es mejor que sean cinco o incluso seis. Aumentar la cantidad de tomas y reducir la cantidad de cada una de ellas es la clave, además de no calentar el aceite de oliva (es decir, ni fritos ni rebozados).

Acompaña algunos de tus platos con legumbres, ricas en fibra, para acabar más saciado y más fuerte que nunca.

Ejemplo de dieta mediterránea

Desayuno: yogur desnatado con frutas del bosque. Las proteínas ayudan a quemar grasas ya de buena mañana.

Comida: sardinas a la plancha, con garbanzos. Las grasas saludables evitan que piques hidratos.

Merienda: un puñadode nueces de Macadamia.Mantienen en marcha tu metabolismo toda la tarde.

Cena: bistec con pimiento asado. Los nutrientes de la ternera garantizan que lo que pierdes es grasa y no masa muscular.

Artículos relacionados: Combate la resaca con la dieta nórdica y En forma y sin michelines con la dieta sin gluten.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.