Quema grasa con la paleodieta

Comer como se comía hace miles de años te ayudará a perder peso y a ganar músculo.
Martín Iraola , 28-11-2016
Quema grasa con la paleodieta
Quema grasa con la paleodieta

De qué se trata

Lo de llevar taparrabos queda a tu elección, pero este plan paleolítico prescinde del menú posagricultura de cereales, patatas, legumbres y lácteos. Lo esencial: pescado, carne roja, huevos, verduras y fruta.

A simple vista, es una forma gratificante de comer y hay estudios que demuestran que la paleodieta es una buena opción para combatir la obesidad, la diabetes y las cardiopatías. Pero un cavernícola convencido se puede gastar una fortuna en productos ecológicos y, aun así, no conseguir todos los nutrientes que necesita.

¿Por qué? Sencillo: esta dieta ignora el hecho de que los lácteos proporcionan bacterias beneficiosas, que mejoran la salud intestinal y ayudan a perder peso. Si el hombre de las cavernas hubiera tenido yogures, sin duda se los habría comido.

Nuestra revisión de la dieta paleolítica consiste en una buena planificación. Guárdate las proteínas de mayor calidad para cuando las necesites más: después de una sesión intensa en el gimnasio. Acepta al Neandertal que llevas dentro y pasa de la pechuga de pollo habitual. Una ración de carne de ciervo satisface el 50% de los requisitos proteicos.

En resumen

Seguir esta dieta prehistórica te ayudará a perder peso mientras desarrollas nuevos músculos.

La corrección MH

Guárdala sólo para los días de entrenamiento con pesas, para no dejarte el sueldo en la tienda de productos ecológicos.

Revisión de la paleodieta

Desayuno: filete de salmón, un huevo y espinacas crudas. La fibra y el ácido fólico de las espinacas ayudan a digerir la carne.

Comida: bistec de carne, huevos, brócoli y espárragos. Los aminoácidos contribuyen al crecimiento muscular.

Merienda: yogur desnatado con miel y frutas del bosque. El yogur y la miel ayudan a la digestión y fortalecen el corazón.

Cena: muslos de pollo, tomates, col rizada y pimiento. Los muslos grasos son calóricos, pero perfectos para obtener energía en los días agotadores.

También te puede interesar: '8 secretos para ganar músculo'

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.