Recupérate antes

Olvídate de los batidos de proteínas: te presentamos una comida post-entrenamiento fácil de preparar y capaz de reanimar a tus músculos agotados.
Alberto Ballvé , 17-09-2016
Recupérate antes
Recupérate antes

Salmón

¿Cuánto? Un filete de 200g.
¿Por qué? El salmón es rico en ácidos grasos Omega-3, utilizados por las células en el ciclo del ácido cítrico para obtener energía. Su aporte proteínico incluye toda la gama de aminoácidos y favorece el crecimiento y la reparación muscular.

Fideos frescos al huevo

¿Cuánto? Un puñado.
¿Por qué? Los fideos al huevo se hacen con harina y huevos, de manera que aportan proteína y carbohidratos complejos. Reponen las reservas de glucógeno y favorecen la recuperación después de hacer ejercicio.

Brócoli

¿Cuánto? Unos cuantos trozos.
¿Por qué? Las verduras verdes son ricas en magnesio, que favorece la entrada de glucosa en las células. Además, la vitamina C protege las células de los radicales libres que se generan al realizar una actividad física intensa.

Pimiento rojo

¿Cuánto? Medio, cortado en rodajas.
¿Por qué? El pimiento rojo es una magnífica fuente de vitamina C y betacaroteno, ambos potentes antioxidantes que protegen a las células frente a la oxidación, una consecuencia natural de la función metabólica.

Tirabeques

¿Cuánto? Un puñado.
¿Por qué? Esta especie de judia verde es rica en fibra, que ayuda a eliminar los residuos.

Cilantro

¿Cuánto? Un puñado, picado.
¿Por qué? Esta especia de sabor agrio está cargada de vitamina A, otro antioxidante.

Semillas de sésamo

¿Cuánto? Una cucharada, tostadas.
¿Por qué? Aunque son pequeñas, están cargadas de minerales y además aportan algo de proteína. Y ya sabes que todo cuenta.

Prepáralo así

Prepara el aliño y adoba el salmón con él durante media hora. Haz el brécol y los tirabeques al vapor y luego mételos en agua fría para que no se pongan blandos. Cocina el pescado en la plancha durante 10 minutos, mojándolo con el aliño. Mételo todo en la fiambrera, espolvorea unas semillas de sésamo y procura contenerte hasta después del entrenamiento.

Alíñalo con:

- Una cucharada de salsa de soja light

- Una cucharada de aceite de sésamo

- El zumo de una lima

 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.