Publicidad

Come lento, adelgaza rápido

Deja de engullir si quieres conservar la línea... y tu salud.
Ivo Salleras -
Come lento, adelgaza rápido

Acuérdate de respirar entre bocado y bocado:

Comer deprisa podría ser causa de diabetes y obesidad. Así que tómate tu tiempo y no te aceleres a la hora de masticar y tragar.

En un estudio con más de 4.000 personas, científicos japoneses han descubierto que las personas que engullen la comida tienen una probabilidad mayor de padecer obesidad e insulinorresistencia (dos indicios de diabetes futura) que quienes comen más pausadamente.

Los investigadores no están seguros de por qué comer deprisa guarda relación con la resistencia a la insulina, pero ya hay previstos más estudios para determinar el mecanismo subyacente.

¿Tendrías que echar el freno en la mesa?

Valóralo tú mismo. Los participantes en el estudio se asignaron a la categoría de comedores rápidos o lentos en función de cómo ellos mismos habían valorado su forma de comer. ¡Así que ya sabes, si ves que te acelerás, reduce un poco la velocidad y disfruta de la comida!

Te recomendamos

¿Qué tiene el piragüista olímpico para gustar a todo el mundo?...

Queremos recuperar el cabello perdido, pero la intervención nos plantea serias dudas....

Saca lo mejor de tus brazos con estos ejercicios...

Plan de nueve puntos para acabar con el dolor...

Te ayudarán a generar músculo y recuperarte...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.