Cuando comas, quédate sentado

Comer con el trasero reposado en la silla ayuda a ingerir menos calorías.
Martín Iraola , 13-09-2016
Cuando comas, quédate sentado
Cuando comas, quédate sentado

La próxima vez que vayas a echarte algo a la boca, siéntate primero y reducirás las posibilidades de ponerte como un tonel en un futuro. Las personas que comen según las pautas tradicionales ingieren menos calorías en su próxima comida que aquellas que comen de pie, según un estudio canadiense.

Los investigadores sirvieron a 64 adultos porciones idénticas de sopa, un bocadillo, una pieza de fruta y un yogur. La mitad de los participantes comieron sentados en una mesa con su mantel, mientras que la otra mitad lo hicieron de pie en una barra. El grupo de los sentados consumió un tercio menos cuando se les sirvió un plato de pasta en la siguiente comida.

"Todos los atavíos de una comida formal (mantel, música, vajilla de plata?) te hacen creer que has comido más de lo realmente comes, al aumentar tus niveles de saciedad" aclara la autora del estudio, la Dra. Patricia Pliner. Así que disfruta más de las comidas sin escatimar con la presentación.

 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.