Si entras al supermercado a la una del mediodía sales con lasaña y refrescos

Un estudio revela que ir al supermercado con el estómago vacío aumenta el riesgo de padecer obesidad.
Antonio Ortí , 31-03-2009
Si entras al supermercado a la una del mediodía sales con lasaña y refrescos
Si entras al supermercado a la una del mediodía sales con lasaña y refrescos

Este análisis se ha realizado en 5.000 mujeres de toda España, con edades comprendidas entre los 30 y los 65 años. Y ha demostrado que quienes acuden al supermercado al final de la mañana o a última hora de la tarde, esto es, con cuatro horas o más de ayuno, adquieren productos alimenticios asociados a un saciado rápido del estómago, como bollería, bebidas azucaradas, comida precocinada, etcétera.

El trabajo de NC detalla que casi el 80% de las mujeres que acuden a comprar con el estómago vacío padece obesidad, mientras que en las mujeres que acuden al supermercado después de una comida saludable este porcentaje se reduce al 37%. Aunque el estudio no se ha realizado con hombres, en principio los resultados se estima que no diferirían demasiado.

Los expertos explican que ir a comprar en ayunas provoca que adquiramos una cantidad de alimentos por encima de nuestras necesidades. En cambio, si acudimos al supermercado comidos se reducen de manera drástica las compras impulsivas. Lo dicho: mejor pensar con la cabeza que con el estómago.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.