Publicidad

Consejos para mitigar la gastroenteritis

Te explicamos lo que pasa en tu cuerpo cuando ingieres un alimento en mal estado, y te ayudamos a pasar el mal trago de la mejor forma posible.
Men's Health -
Consejos para mitigar la gastroenteritis

Crisis en la azotea

Después de haberte pasado la noche en vela viviendo tu particular “historia de amor” con el inodoro, lo más que probable es que estés más seco que un bocata de anchoas con polvorones. El síntoma más evidente de esta deshidratación es un punzante dolor de cabeza. Para solucionarlo, bébete un vaso de agua cada media hora. Eso sí: si no quieres que tu hipersensible estómago lo devuelva por donde ha venido, hazlo a sorbitos.

Aliento fétido

La habitación empieza a dar vueltas otra vez. Se te llena la boca de saliva. Para facilitar el “desembarco”, tu garganta comienza a recubrirse de mucosidad. Amigo, sin duda vas a volver a necesitar una palangana. Cuando termines, deshazte de ese “peculiar” sabor de boca usando un cepillo para la lengua (pídelo en tu farmacia).

 

Consejos para mitigar la gastroenteritis

Crisis en la azotea

Después de haberte pasado la noche en vela viviendo tu particular “historia de amor” con el inodoro, lo más que probable es que estés más seco que un bocata de anchoas con polvorones. El síntoma más evidente de esta deshidratación es un punzante dolor de cabeza. Para solucionarlo, bébete un vaso de agua cada media hora. Eso sí: si no quieres que tu hipersensible estómago lo devuelva por donde ha venido, hazlo a sorbitos.

Aliento fétido

La habitación empieza a dar vueltas otra vez. Se te llena la boca de saliva. Para facilitar el “desembarco”, tu garganta comienza a recubrirse de mucosidad. Amigo, sin duda vas a volver a necesitar una palangana. Cuando termines, deshazte de ese “peculiar” sabor de boca usando un cepillo para la lengua (pídelo en tu farmacia).

 

Publicidad

Carne asesina

Si las toxinas que campan a sus anchas por tu organismo provienen de esa dudosa carne que devoraste anoche, lo más probable es que, a estas alturas, sus moléculas proteínicas estén atacando a tus glóbulos rojos, provocándote una subida de temperatura que ni Jessica Biel. Si los síntomas persisten pasados dos días, corre al médico: podría ser salmonelosis.

¡Evacúen!

La diarrea es el resultado de una acumulación de agua en el intestino. Para controlar esta “marea” cómete un yogur probiótico. Están repletos de bacterias de las buenas, que te ayudarán a recuperar parte de las valiosas “donaciones” que ha ido recibiendo tu retrete a lo largo del día.

¡No siento las piernas!

Un retortijón traicionero te obliga a volver a salir corriendo... pero tus piernas no responden. El problema básico es que tus niveles de glucosa están por los suelos, lo que impide que el trifosfato de adenosina (ATF) haga su trabajo... y que tus músculos te respondan cuando quieres alcanzar el váter raudo y veloz. Devuélveles la fuerza con una buena tostada.

Publicidad
Te recomendamos

El champú Mr. A de I.C.O.N. marca la diferencia por su delicado perfume, su textura, ...

Elaboración artesanal en España, nada de tejidos sintéticos y unidades limitadas de c...

Como saltador de pértiga profesional, Vicent sabe lo que es someterse a los estándare...

Las Reebok Floatride Run te harán volar con su nueva tecnología...

¡Por fin ha llegado ese momento del año en que calzarse las chanclas!...

El trotamundos Gotzon Mantuliz nos da las claves para descubrir, de la mano de IHG, a...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.