¿Engorda el gluten?

La verdad sobre esta proteína, la industria alimentaria y tu barriga.
Julio César Ortega -
¿Engorda el gluten?
¿Engorda el gluten?

¿Crees que la pasta integral es sana? Quizás. Pero cada vez hay más expertos y deportistas que la consideran una trampa peligrosa. Están convencidos de que existe una sustancia insidiosa en el trigo y en otros granos que provoca que aumentes de peso: el gluten.

Evitar el gluten se ha convertido en un gran negocio que tiene sus inicios en Estados Unidos, donde ha habido un incremento aproximado del 30% anual en la venta de productos sin gluten entre 2006 y 2010, según un reciente estudio de mercado. En España, la Federación de Asociaciones de Celíacos (FACE) estima que más de 450.000 personas sufren esta enfermedad y sólo un 10% están diagnosticadas. ¿Suficiente mercado para las empresas alimentarias?

 

¿Qué es el gluten?

Se trata de una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno, así como en algunos aditivos que se emplean en alimentos comunes. Es el encargado de otorgar elasticidad a la masa y hacer que sea tan placentero degustar bizcochos. También está presente en muchos productos lácteos. Sin embargo, para las personas con celiaquía, comer alimentos con gluten puede desencadenar reacciones molestas, desde dañar el intestino delgado hasta causar diarrea, dolores abdominales, distensión abdominal, anemia y fatiga.

La celiaquía afecta a una de cada 133 personas, según una investigación llevada a cabo en 2003 por la Universidad de Maryland (EE.UU). "La celiaquía puede aparecer en cualquier momento de la vida, incluida la edad adulta. Es una intolerancia de la que se sabe cada vez más, pero no aparece en una edad determinada" advierte Rafael Codony, director del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona.. "No existe ningún tipo de cura, sólo se debe llevar a cabo una estricta dieta sin gluten de por vida".

Aunque no seas celíaco, cabe la posibilidad de que el gluten no te siente bien. "Los síntomas van desde el dolor abdominal hasta la no asimilación de los nutrientes por parte del organismo", indica Itziar Abete, investigadora del departamento de Ciencias de la Alimentación, Fisiología y Toxicología de la Universidad de Navarra. En caso de que creas que sufres estos síntomas, pide una cita a tu médico para comprobar si realmente tienes algún tipo de intolerancia.

¿Engorda el gluten?

¿Crees que la pasta integral es sana? Quizás. Pero cada vez hay más expertos y deportistas que la consideran una trampa peligrosa. Están convencidos de que existe una sustancia insidiosa en el trigo y en otros granos que provoca que aumentes de peso: el gluten.

Evitar el gluten se ha convertido en un gran negocio que tiene sus inicios en Estados Unidos, donde ha habido un incremento aproximado del 30% anual en la venta de productos sin gluten entre 2006 y 2010, según un reciente estudio de mercado. En España, la Federación de Asociaciones de Celíacos (FACE) estima que más de 450.000 personas sufren esta enfermedad y sólo un 10% están diagnosticadas. ¿Suficiente mercado para las empresas alimentarias?

 

¿Qué es el gluten?

Se trata de una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno, así como en algunos aditivos que se emplean en alimentos comunes. Es el encargado de otorgar elasticidad a la masa y hacer que sea tan placentero degustar bizcochos. También está presente en muchos productos lácteos. Sin embargo, para las personas con celiaquía, comer alimentos con gluten puede desencadenar reacciones molestas, desde dañar el intestino delgado hasta causar diarrea, dolores abdominales, distensión abdominal, anemia y fatiga.

La celiaquía afecta a una de cada 133 personas, según una investigación llevada a cabo en 2003 por la Universidad de Maryland (EE.UU). "La celiaquía puede aparecer en cualquier momento de la vida, incluida la edad adulta. Es una intolerancia de la que se sabe cada vez más, pero no aparece en una edad determinada" advierte Rafael Codony, director del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona.. "No existe ningún tipo de cura, sólo se debe llevar a cabo una estricta dieta sin gluten de por vida".

Aunque no seas celíaco, cabe la posibilidad de que el gluten no te siente bien. "Los síntomas van desde el dolor abdominal hasta la no asimilación de los nutrientes por parte del organismo", indica Itziar Abete, investigadora del departamento de Ciencias de la Alimentación, Fisiología y Toxicología de la Universidad de Navarra. En caso de que creas que sufres estos síntomas, pide una cita a tu médico para comprobar si realmente tienes algún tipo de intolerancia.

Publicidad

La mala reputación

El gluten también tiene mala fama porque hay quien asegura que estimula el aumento de peso. Según esta teoría, la humanidad no desarrolló la habilidad de digerir cierto tipo de granos domesticados, como el trigo o la cebada, que contienen gluten, por lo que si evitas consumirlo, te sentirás más energético, absorberás mejor los nutrientes y perderás peso.

La directora del programa Master Universitario en Nutrición y Salud de la Universitat Oberta de Catalunya, Alicia Aguilar, asegura que últimamente el gluten se ha demonizado de un modo parecido a como se ha hecho con la leche de vaca. "Puede que se deba a la incorrecta relación en la percepción social entre intolerancia y aumento de peso", comenta Aguilar, quien también señala que hay demasiadas proteínas de origen animal en nuestra dieta y que, pese a disponer cada vez más de otras de origen vegetal, creamos un embudo alimentario al escoger sólo unos pocos tipos de alimentos.

Las investigaciones no han corroborado las afirmaciones de quienes creen que el gluten no es sano. Lo que sí es cierto es que al consumir menos cantidad de gluten se puede perder peso, pero no por la razón que creen los que abogan por una dieta sin gluten. Francisco Maldonado, nutricionista y director técnico de los laboratorios Quality Pharma, explica que la experiencia le dice que una dieta sin gluten es efectiva. "Realizamos dietas específicas para todo tipo de personas, desde celíacos hasta deportistas, y hemos comprobado que cuando retiramos el gluten de la dieta, la persona adelgaza. Se trata de un proceso asociado al sistema inmune: el organismo puede reconocer al gluten como un antígeno y, por tanto, desencadenar la producción de anticuerpos. La intensidad de este proceso en el organismo es la que determina el grado de intolerancia al gluten de la persona, que puede ir desde leves molestias hasta un grado 1, en el que ya se considera celíaco", explica Maldonado.

Publicidad

Pero, ¿engorda o no?

El gluten se encuentra en muchos de los alimentos que son los causantes de que engordes, es decir, pizzas, hamburguesas y cerveza. Si evitas comer alimentos sin gluten, los que escojas serán mucho más sanos: frutas, verduras, arroz pardo, semillas, frutos secos; así como carne, pescado, huevos y productos lácteos. Al evitar el gluten, adoptarás el hábito de comer otros granos y harinas sin esta proteína, pero debes de tener en cuenta que esta práctica no es más saludable en sí misma, ya que cuantos más tipos de granos consumas, la cantidad de nutrientes en tu dieta será mayor.

"El gluten no está asociado por sí solo a un aumento de peso", sentencia Carmen Cuadrado, directora del Departamento de Nutrición, Bromatología y Tecnología de los Alimentos de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. "Obviamente, sí está asociado a los carbohidratos, cuyo consumo en demasía puede provocar un aumento de peso. El gluten está presente incluso en algunos cereales salvajes, pero si se prefiere, se puede optar por cereales que no contienen gluten, como el maíz o el mijo", propone.

En efecto, las dietas sin gluten funcionan, pero son muy estrictas. La promesa de una verdadera pérdida de peso es muy seductora para los no celíacos. Pero no te dejes engañar. Los productos sin gluten contienen tantas calorías como los productos originales. Por tanto, ten en cuenta que, aunque adoptes una dieta sin gluten, puedes engordar. Si decides dejar de comer alimentos con gluten, utiliza este nuevo hábito alimenticio como una manera de analizar tanto lo que comes como tu estilo de vida. Lo fundamental es alimentarse de forma inteligente. A fin de cuentas, no tienes que descartar el consumo de productos con gluten si lo que deseas es evitar los hidratos de carbono procesados.

Publicidad
Te recomendamos

¡Demuéstranos que puedes y consigue ser portada de Sport Life y una equipación comple...

La adaptación es una de las mayores virtudes de Moyá, dentro y fuera del terreno de j...

Nivea MEN Body Shaving, la revolución del afeitado corporal...

Los estampados, las rayas y el patchwork, protagonistas en esta colorida colección d...

La zapatilla más vendida de Nike se actualiza...

¿Cuáles son las tres características principales del fitbit IONIC?...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPR utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.