Beber moderadamente hace más daño del que crees

Las cervecitas post trabajo quizás no sean tan inocuas como tú pensabas
Martín Iraola , 19-07-2017
Beber moderadamente hace más daño del que crees
Beber moderadamente hace más daño del que crees

Beber sólo un par de cervezas a lo largo de la semana puede estar perjudicando tu salud más de lo que piensas: una nueva investigación de la Universidad de Oxford (Reino Unido) sugiere que incluso consumir alcohol moderadamente puede dañar tu cerebro.

En el estudio, los investigadores reclutaron a 550 personas, monitorearon su consumo semanal de alcohol y midieron su desempeño en tareas cerebrales durante un período de 30 años. Luego, les realizaron resonancias magnéticas para analizar su estructura cerebral.

Relacionado: Las calorías que más emborrachan

Descubrieron que las personas que bebían moderadamente (de 14 a 21 unidades de alcohol por semana) tenían tres veces más probabilidades de deterioro en el lado derecho de su hipocampo que aquellos que se abstuvieron de beber alcohol. Esto es importante, ya que ese área del cerebro afecta tu memoria y la habilidad de moverte en tu entorno. La atrofia también es un indicador de la enfermedad de Alzheimer, aseguran los investigadores.

Así es como se traduce en visitas al bar: cada unidad contiene ocho gramos de alcohol, y una bebida estándar contiene aproximadamente 14 gramos de alcohol. Esto significa que beber entre 8 y 12 cervezas por semana te puede poner en riesgo. Las personas que bebieron más, al menos 17 cervezas por semana, mostraron un deterioro aún mayor en esa región cerebral. Tuvieron casi seis veces más probabilidades de mostrar atrofia en su hipocampo que aquellos que no bebieron en absoluto.

Curiosamente, no hubo vínculo entre bebedores ocasionales y el deterioro del cerebro, lo que demuestra que al parecer beber sólo un poco no tiene ningún beneficio cerebral.

Relacionado: La resaca es el terror de las dietas

Además, mientras más alcohol bebió la gente, más pobre era su densidad de materia blanca (una parte del cerebro necesaria para la función cognitiva) y mayor era su disminución en habilidades específicas del lenguaje. Los investigadores explican que el alcohol y sus subproductos son tóxicos para las células nerviosas del cerebro y pueden causar daño estructural en importantes áreas cerebrales como el hipocampo, que se usa en las funciones mentales diarias.

Esto sugiere que incluso beber alcohol dentro de las pautas recomendadas (no más de dos tragos al día para los hombres) todavía puede contribuir a algunos problemas cerebrales.

 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.