Blat, el doctor perro

Este animal, mezcla de labrador Retriever y Pitbull, detecta el cáncer de pulmón con su olfato
Blat, el doctor perro
Blat, el doctor perro

No lleva bata blanca, se presenta ataviado únicamente con un collar, pero sus dotes para el diagnóstico dejarían en ridículo al propio Doctor House. Blat es un perro que ha sido adiestrado para detectar el cáncer de pulmón y sus tasas de acierto son altísimas: un 95%. Su “consulta” está ubicada en el Hospital Clínic de Barcelona y su método consiste en oler el aliento del paciente, como hemos podido leer en La Vanguardia.

Este cruce entre labrador Retriever y Pitbull tardó, únicamente, seis meses en adquirir la capacidad para husmear enfermedades. El método que se empleó fue el del refuerzo positivo. Cuando Blat olisqueaba una muestra de lana en la que había exhalado un enfermo de cáncer, se le proporcionaba comida. Cuando la muestra provenía de una persona sana, el can se quedaba sin ágape.

En su entrenamiento, también aprendió que cuando recibía la comida debía sentarse. Y este es el modo en que dictamina el diagnóstico: cuando se sienta es que la muestra proviene de un paciente que ha desarrollado cáncer. El avispado perro, que había sido abandonado cuando tenía 11 meses, ha demostrado su fiabilidad con muestras de personas fumadoras, no fumadoras, de cualquier edad o género. Blat no es fácil de engañar puede, incluso, detectar pequeñas lesiones cancerígenas.  

El proyecto del que forma parte Blat, cuyos resultados han sido presentados en el European Journal of Cardio-Thoracic Surgery no pretende formar una generación de médicos peludos. Su objetivo es encontrar un método rápido y eficaz de diagnóstico precoz de este tipo de cáncer. Y la clave para ello es el aliento de los pacientes.

En el aliento  se encuentran unas 3.000 moléculas de las que apenas una decena pueden proporcionar información sobre si se padece o no esta enfermedad. La nariz de Blat es capaz de descubrirlas y ahora los investigadores tendrán que desarrollar un test que pueda actuar como una nariz electrónica tan fiable como la del animal. Y es que los médicos que han visto a su compañero cuadrúpedo en acción aseguran que la capacidad de su olfato (y de los perros en general) es superior a la de la tecnología de la que se dispone actualmente.

Identificar tempranamente los tumores malignos de pulmón es el caballo de batalla de los oncólogos. El 75%  de los casos se detectan cuando la enfermedad ya está avanzada y, por tanto, el pronóstico es muy poco halagüeño. Los progresos de Blat han abierto una nueva línea de investigación que intentará revertir estas cifras. 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.