3 técnicas para combatir el estrés

Men's Health , 27-07-2017
3 técnicas para combatir el estrés
3 técnicas para combatir el estrés

Después de una jornada cargada de trabajo nos cuesta enormemente desconectar. Si estás harto de llevarte los problemas a casa, si quieres encontrar la mejor manera de recuperar la calma al llegar a tu morada, presta atención a estos consejos y verás cómo puedes relajarte.

Respiración

Inspirar y espirar aire es un acto reflejo que realizamos infinidad de veces al día (y durante la noche, claro). Pero, en el 99,9% de los casos lo hacemos mal. "Uno de los métodos de relajación más efectivos para reducir o prevenir la aparición del estrés es la respiración abdominal o diafragmática", comenta la Dra. Gemma Balaguer, especialista de la Clínica de la Ansiedad de Barcelona. El aire entra y sale de los pulmones en función del movimiento del diafragma. Apoya la mano sobre la barriga: si se hincha, lo estás haciendo bien.

"Al principio, es mejor practicar esta respiración acostado. Más adelante, pruébalo sentado y, finalmente, de pie", recomienda Balaguer. El ritmo adecuado es ocho respiraciones por minuto: inspira durante tres segundos, haz una pequeña pausa, y espira otros cinco segundos.

Esencias

Perfuma tu casa. Elige lavanda, salvia o melisa, porque "ejercen un efecto sedante sobre el organismo", explica el Dr. Pablo Saz, especialista en Medicina Naturista de la Universidad de Zaragoza. Pero, para que funcione bien, los aceites esenciales deben ser de buena calidad. Por eso, "la mejor opción es adquirirlos en farmacias especializadas", recomienda. Para ello necesitarás una receta médica.

Última hora: la paz interior huele a lavanda. Si no te lo crees, agudiza tu olfato, respira hondo (de nuevo) y relájate. 

La vía de administración más práctica son los vahos de toda la vida con unas gotas de aceite esencial. "La humedad del vaho reblandece las mucosas y facilita la absorción de la esencia", apunta el Dr. Saz. Los más sibaritas también pueden optar por los baños: llena tu bañera de agua tibia, diluye un par de gotas de esencia y mentalízate para pasar un buen rato en remojo. "Hazlo a diario durante una semana, y después descansa", recomienda.

Música

"Escuchar música mejora la calidad de vida y ayuda a reducir el estrés cotidiano", asegura Patricia Ferro de la Asociación Nacional de Musicoterapia Itai Doshin. Así que, ponte los auriculares y dale al "play".

"Los efectos sonoros generan la liberación de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, y también fortalecen el sistema inmunitario, el sistema linfático y la circulación sanguínea", expone la terapeuta. Respecto a la elección de la música, "debería realizarla un terapeuta cualificado en base al historial musical del paciente", subraya Ferro. Aunque evita darnos una recomendación concreta, la música melódica de ritmos pausados es generalmente la más adecuada para tratar la ansiedad y el estrés. "La melodía actúa sobre el estado emocional, mientras que el ritmo estimula la actividad mental y el movimiento".

Para que la musicoterapia sea efectiva, "debe practicarse en un espacio cómodo aislado acústicamente", indica la experta. Dedica un par de sesiones semanales de unos 45 minutos o una hora.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.