¿Esguince o rotura de ligamento?

Un diagnóstico correcto entre esguince o rotura podría marcar la diferencia entre un retorno rápido a la acción o el final de tu carrera deportiva.
MH , 24-04-2012
¿Esguince o rotura de ligamento?
¿Esguince o rotura de ligamento?

Esguince muscular

Rotura de ligamento

¿Qué se siente?

Un dolor sordo, impreciso. "Cuando se produce un esguince muscular, las pruebas de resistencia provocan dolor", afirma el Dr. Ignacio Muro, especialista en medicina deportiva.

Un dolor más agudo, centrado en una articulación. "Una rotura de ligamento duele al presionar", explica Muro. "Al mover la articulación, los ligamentos se estiran, lo que provoca dolor".
¿Cuándo sucede?
"Los esguinces se producen cuando activas de repente un músculo frío, así que el calentamiento es esencial", advierte el Dr. Muro. Con un movimiento o cambio de dirección repentino. "Por eso tantos jugadores de rugby se rompen los ligamentos: los tacos se clavan en el campo y el pie no acompaña al cuerpo al girar", observa Muro.
En el peor de los casos
"Con tratamiento, los músculos se reparan en cinco semanas". El excelente riego sanguíneo facilita la rápida eliminación de cualquier residuo. "La rehabilitación puede llevar cinco meses . Los receptores internos también están desconectados, así que no advierten al cerebro de que la articulación está inestable, lo que a menudo provoca nuevas lesiones".
Tratamiento ideal
Descansa, toma ibuprofeno y aplícate hielo 10 minutos cada cuatro horas los primeros tres días. "Luego haz estiramientos suaves y aplícate calor para fomentar el riego sanguíneo", aconseja el doctor. Ve al hospital. "Necesitas atención médica inmediata para diagnosticar el alcance de la rotura. Hazte una resonancia y mantén la articulación elevada".
Estrategia preventiva
Cambia de rutina. Un grupo de investigadores de la Universidad de Lyon (Francia) observaron que los que trabajaban zonas alternas del cuerpo, cambiando del tren superior al inferior cada dos semanas, reducían la probabilidad de sufrir esguinces a la mitad. Calienta con estiramientos dinámicos. "A diferencia de los estiramientos estáticos, provocas el paso de sangre por las articulaciones mientras estiras el ligamento, con lo que ganas resistencia", observa Muro.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.