4 posturas sexuales que una mujer prefiere antes que el misionero

Sabemos lo que más de 1.100 mujeres realmente ansían en la cama.
Alberto Ballvé , 24-11-2016
4 posturas sexuales que una mujer prefiere antes que el misionero
4 posturas sexuales que una mujer prefiere antes que el misionero

Tú quieres dar todo el placer a tu pareja... Y nosotros queremos ayudarte. (Bueno, no literalmente, pero ya entiendes lo que queremos decir, ¿no?) Es por eso que nos hacemos eco de la encuesta que ha realizado MH USA y te pasamos una información bien calentita.

Nuestros compañeros entrevistaron a 1.100 mujeres sobre cuáles eran las posturas sexuales que deseaban realizar con más frecuencia.

E imagínate la sorpresa cuando la tan recurrida postura del misionero quedó en último lugar. La encuesta consistió en mostrar 11 posturas sexuales y pedir a cada participante que seleccionara las tres que más le gustaban.

Pues resulta, que las mujeres quieren justamente lo mismo que tú: más aventura, más variación en el menú. Echa un vistazo a las cuatro posiciones más populares de la encuesta, te las mostramos a continuación para que aumentes tu repertorio si tienes ocasión. A ella le va a gustar:

1. La postura cara a cara (o la doma)

El 48% de las encuestadas clasificó esta postura entre sus tres preferidas.
Por qué le encanta: ella puede controlar la profundidad, así como el ritmo de las embestidas. (Además, tienes acceso directo a sus pechos con tu boca. Aprovecha.)

2. La postura del candelabro

El 32% de las encuestadas clasificó esta entre sus tres posturas preferidas.
Por qué le encanta: cuando ella levanta las piernas, se estrecha la vagina, haciendo que sea más fácil para ti acertar su punto G.

3. La postura de la plancha

El 31% de las encuestadas clasificó esta postura entre sus tres preferidas.
Por qué le encanta: con los dos en esta posición se crea un ajuste muy cómodo. Lo que, en pocas palabras, hace que te sientas "más grande" y ella se siente envuelta por ti en esta posición.

4. La postura del cartero

El 30% de las encuestadas clasificó esta entre sus tres posturas preferidas.
Por qué le encanta: el hecho de doblarse por la cintura aprieta sus paredes vaginales y aumenta la intensidad de la fricción. (¿Quieres subir su excitación un nivel más? Con tu mano libre acaricia su clítoris.

Artículo relacionado: '5 posturas que todo hombre debe probar'.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.