7 posturas que ella no quiere hacer

Olvídate de lo que has visto en el porno. Ella no es contorsionista.
Martín Iraola , 01-06-2017
7 posturas que ella no quiere hacer
7 posturas que ella no quiere hacer

A ellas les gusta el sexo tanto como a nosotros. Eso lo sabemos todos. De hecho, les encanta y son tan o más creativas que cualquier hombre y se atreven con todo tipo de ángulos y posiciones.

Pero todo tiene un límite: a pesar de lo que hayas visto en pelis porno (o de lo que te hayan contado los amigotes) las mujeres no son contorsionistas ni muñecas a las que puedas mover de aquí para allá para tu propio entretenimiento. Lo que queda tremendamente erótico y excitante en la pantalla de tu tele (o de tu monitor) no tiene por qué funcionar en la vida real. 

Así que tómate un momento para saber qué posturas tienes que tachar de tu lista de deseos. Para siempre.

RELACIONADO: 12 mitos del sexo que no te puedes creer

El 69

Otro caso en el que el porno no se corresponde con la realidad: el 69 está en las antípodas de ser una postura atractiva para una mujer.  El sexo oral debería ser algo relajante, un momento en el que te dedicas a recibir placer. Apoyar todo el peso del cuerpo en los codos y los dedos de los pies mientras intentas conseguir un equilibrio entre la concentración por lo que sientes y lo que tienes que hacer termina por ser agotador. En esto de practicar el sexo oral no hay nada mejor que los clásicos: tumbarse sobre la cama, cerrar los ojos y disfrutar del viaje.

No pasa nada con practicar el sexo oral recíproco (de hecho es recomendable), pero mejor hazlo por turnos.

RELACIONADO: 4 posturas sexuales que una mujer prefiere antes que el misionero 

De pie

Piénsalo bien. ¿En realidad te parece divertido? Y no estamos hablando de ese momento salvaje del aquí te pillo aquí te mato. Piénsalo bien. ¿No es algo pesado, y pesado en el sentido literal, intentar mantener una erección mientras cargas con un cuerpo que, además, hay que hacer oscilar de adelante hacia atrás? ¿Y no crees que a ella le cuesta concentrarse en el asunto cuando ve que en realidad estás sufriendo soportando sus kilos entre tus brazos? 

Y si creías que esta es la mejor postura para que una mujer llegue al orgasmo ya puedes ir quitándote esa idea de la cabeza. Probablemente tampoco lo sea para ti, ¿verdad? Pues eso.

RELACIONADO: 5 trucos para provocar el orgasmo femenino

En la ducha

Toma todo lo que acabamos de comentar y añade agua, el anti-lubricante por excelencia.

RELACIONADO: Destino: sus zonas de placer 

Reverse cowgirl

Piénsalo bien: la mujer está encima del hombre pero dándole la espalda, de modo que se queda mirando una zona de la anatomía masculina tan erótica como… ¡los dedos de los pies! Quizás a ti te parezca interesante. De hecho es una posición perfecta para la recreación visual masculina: estás recostado, con las manos apoyadas detrás de tu cabeza, con una gloriosa vista de la parte trasera de una mujer mientras te presta servicios. ¿En serio te creías que querrá probar esto más de una vez?

Claro que dándole la vuelta a la postura, ella encima mirándote a la cara, la cosa cambia. De hecho muchas mujeres alcanzan fácilmente el orgasmo con esta posición. Pero hacerlo al revés no tiene el mismo efecto. Por no mencionar lo complicado que resulta mantener la penetración.

RELACIONADO: Lo que tu postura sexual favorita dice de ti 

Piernas detrás de la cabeza

Tener las piernas estiradas e inclinadas hacia atrás en un ángulo forzado, no es lo que se dice una postura sensual. Y por su fuera poco no permite la estimulación del clítoris, que es lo que la mayoría de las mujeres necesitan para alcanzar el clímax.

RELACIONADO: 5 cosas que no sabes del clítoris

 

 

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.