Así hemos quemado calorías en el Mad Cool

Ir de festival y ponerse en forma no están reñidos, más bien todo lo contrario. ¡Demostrado!
MH para Huawei , 11-07-2017
Así hemos quemado calorías en el Mad Cool
Así hemos quemado calorías en el Mad Cool

La climatología durante el fin de semana del Mad Cool no estaba para improvisaciones de última hora: chubasquero, chaqueta, botas, mochila impermeable, Huawei P10 y el reloj Watch 2, ambos al 100% de batería. Justo el del festival fue un fin de semana loco en Madrid. Que si ahora lluvia, que si luego sol, después granizo, que si el arco iris…

Fuimos al Mad Cool preparados para cualquier cosa: diversión a tope, pero sin pasarnos del todo, que estamos en plena operación verano y a ver si vamos a tirar por tierra todo un año de entrenamientos.

Diversión a lo grande

La primera regla, la de pasarlo bien, la cumplimos a rajatabla. Los festivales sirven para reunir grupos grandes que normalmente no caben en un bar, por lo que aprovechamos para quedar con todo bicho conocido que sabíamos estaba en el Mad Cool… ¡Y no eran pocos! Amigos, familia, compañeros de trabajo, etc. Y todavía nos quedaron ganas para conocer gente nueva. Los festivales son puro buen rollo. ¡Por eso nos gustan tanto!

Por supuesto, no nos perdimos los tres conciertos estrella del festival: Foo Fighters, Green Day y Kings of Leon. Impresionantes. Pero también nos gustaron mucho los Foals, Manic Street Preachers y Moderat, entre otros.

Beber y comer, con sentido común

Tres días enteros sin sentarnos, yendo de un escenario a otro y quedando con tantísima gente. Con un plan así, es muy fácil dejarse llevar y comer y beber más de la cuenta. Por eso hay que controlarse y planificar. Nuestra estrategia para que no se nos fuera de las manos fue beber en nuestro propio vaso. Ya sabes que el recipiente estándar en los festivales es el “mini” (vaso de 1 litro) compartido. Y el resultado es que, al final, no sabes de verdad cuánto has bebido. Así que es mejor que tú tengas tu vaso y bebas lo que te apetezca, siempre con moderación. Nosotros nos decantamos por la cerveza, porque sabemos lo que estamos bebiendo y tiene menos calorías que los cubatas.

Cuando nuestros amigos nos empezaban a mirar como bichos raros, aceptamos beber de los minis, pero sólo en los descansos entre conciertos. Las actuaciones se convertían en auténticas clases de ejercicios aeróbicos… aunque cuando sonaban los temazos, se volvían totalmente anaeróbicos, para que nos vamos a engañar.

Para comer, huimos del bocata de panceta de toda la vida (que está muy rico, pero luego hay que quemarlo) y apostamos por otro tipo de oferta gastronómica más sana, que también la había y que nos permitió sentirnos más ligeros. Era increíble la cantidad de puestos diferentes que había en la zona de restauración habilitada en los exteriores de La Caja Mágica en Madrid. Además, ya sabes que cuanto más comes, más bebes y viceversa. ¡Hay que cortar ese círculo por algún lado! Wok de pollo y verduras, zumos naturales y ecológicos… ¡al final ahorras tiempo, porque estos puestos de comida más sana incluso tienen menos cola!

Gracias a Huawei Watch 2 estuvimos monitorizando y controlando nuestra actividad física durante los tres días del Mad Cool. Más de 12.000 pasos dados y más de 3.000 calorías quemadas cada día. Controlando la alimentación como lo hicimos, en vez de un alto en el camino, el festival fue un paso más hasta el cuerpo que queremos para el verano.

Compartir los mejores momentos

No sólo se trata de ir a un festival a pasarlo bien; nos encanta contarlo y compartirlo en redes sociales con nuestros amigos. ¡Incluso retransmitirlo en directo! Por eso es tan importante ir equipado con un móvil con la mejor cámara posible, buena autonomía, posibilidad de carga rápida (en caso de emergencia) y que sea resistente a las salpicaduras.

Para esta ocasión elegimos Huawei P10 y P10 Plus, los nuevos buques insignia de la firma, que cuentan con cámara de doble óptica Leica. Toda la gente con la que nos hicimos fotos alucinó con el rendimiento y el resultado de las instantáneas tomadas por estos grandísimos smartphones. Su altísima definición, los colores, el enfoque… Cuesta cinco minutos hacerse con ella y empezar a jugar con todas sus funciones.

Todas las fotos que ves en esta historia han sido disparadas con P10 o P10 Plus y no han sido retocadas después en post-producción. Tan sólo algún filtro o ajuste realizado con el propio software de la cámara que, en cualquier caso, no precisa más de 30 segundos.

Un efecto con el que todo el mundo flipaba era con el Light Painting, una foto de exposición larga con la que puedes hacer formas mágicas en el aire por la noche con un objeto que emita luz, como un mechero o el mismo móvil. Lo mismo ocurre con los vídeos, prueba las funciones de timelapse (cámara rápida) y slo mo (cámara lenta). Quedaban muy bien capturando los enormes ríos de gente entrando y saliendo del recinto o a la gente bailando y dando saltos al ritmo de la música.

El Mad Cool cumplió nuestras expectativas: tres días inolvidables para los amantes de la música y la noche. Pero lo mejor y lo más inolvidable fue el ambientazo que se vivió de principio a fin. Espero que lo puedas captar en nuestra galería de imágenes.

¡El año que viene repetimos!

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.