Entrevista a Milla Jovovich

¿Qué se cuenta de nuevo la Alice de 'Resident Evil' ahora que la saga llega a su fin?
Entrevista a Milla Jovovich
Entrevista a Milla Jovovich

Encarna a Alice por última vez (¿última de verdad?) en Resident Evil: The Final Chapter y es la flamante embajadora del nuevo Toyota C-HR. Milla Jovovich (Kiev, 1975) es pionera en ese plantel de heroínas que han copado Hollywood en la última década y que demuestran que aquello del sexo débil es una mentira de las gordas. Descubierta por el mismísimo Richard Avedon a los once años, muy pronto protagonizó campañas de Revlon, a las que siguieron L'Oréal, Dior o Versace. También tuvo un cameo en Glamorama, la novela de Bret Easton Ellis publicada en 1998 que satirizaba el mundo de la moda de los años 90, la década prodigiosa de las tops.

En persona, Jovovich es imponente, pero sin atisbo de aires de diva. Gesticula con las manos, deja frases sin acabar, divaga, sorbe una taza de té, se ríe cuando apoya el abrigo en una silla y este se cae al suelo... Se le nota que presta una atención especial a las historias de mujeres fuertes. Por algo es una de ellas.

Todos la tenemos en mente con el pelo naranja en El quinto elemento. Desde entonces, le cogió el gustillo a la ciencia-ficción, pero no se conformó con un papel secundario. Se convirtió así en Alice, la aniquiladora de zombies más letal del cine, en la saga Resident Evil que ahora toca su fin.

Nos hemos ido a Londres, a la presentación del Toyota C-HR de la que es imagen, para sentarnos a hablar con ella en privado sobre fitness, coches, maternidad, distopías... ¡y zombis, por supuesto!

Alice está siempre muy en forma. ¿Cómo has tenido que entrenar para esta última entrega de Resident Evil?
Entrenar para preparar una película siempre es duro. Pero hacerlo justo después de haber dado a luz es otro nivel. Esta vez ha sido especialmente duro, porque tuve a mi hija justo antes de empezar la producción. He tenido que hacer mucho ejercicio, llevar una dieta estricta y dar mucho el pecho. Ahora me mantengo haciendo cardio en plan baile cada día en Los Ángeles, ¡porque hay que divertirse! No puedo soportar la idea de que tendré que ir al gimnasio cada día por el resto de mi vida. Procuro mantener la motivación en cada cosa que hago, sobre todo en lo deportivo. Para eso necesito metas concretas, como mejorar un movimiento, por ejemplo. No es un ejercicio al azar sólo para muscular, ya sabes: esa carretera infinita cuyo final no puedes ver nunca...

Han sido muchos años encarnando a Alice. ¿Qué tienes en común con ella?
Después de haberla interpretado durante quince años, creo que ambas hemos sobrevivido al destino juntas. Resident Evil es una saga que me ha exigido mucho tanto física como mentalmente. De hecho, ¡toda esa experiencia ha hecho que criar a mis hijas sea mucho más fácil! Trato de inspirarme en Alice. Cuando me siento débil, la saco a relucir y me digo 'voy a hacer esto, y voy a hacerlo bien'. Eso es también lo que le digo a mi hija mayor cada día antes del colegio.

El rol de madre impregna el discurso de Milla Jovovich de una manera que resulta muy natural y, al mismo tiempo, choca con la imagen de su papel en Resident Evil. En la vida real, Milla no hace piruetas entre legiones de zombies, sino entre carritos de bebé y horarios de colegios. Menciona que prefiere un SUV como el Toyota C-HR a un coche deportivo (aunque recuerda que disfrutó de estos en el pasado) porque, desde que es madre, prioriza el pragmatismo. Al volante, no pierde la calma. "Siempre salgo con mucho tiempo, con unas dos horas de margen... así que, si me encuentro en un atasco en Los Ángeles, no pasa nada. Pienso que es otra oportunidad para escuchar mi canción favorita, y ya está".

También habla de las dotes artísticas que ya despuntan en Ever Gabo, su hija mayor, nacida en 2007 de su relación con el director Paul W S Anderson (que firma la película). La pequeña ha heredado la belleza de los rasgos de Milla. "Ever asiste a clases de interpretación religiosamente cada fin de semana, y lo hace de una manera tan apasionada que, si sigue así, veremos a una gran estrella en diez años. Yo lo que intento transmitirle es que no puedes tener algo importante si no trabajas realmente duro por ello. En su caso, quiere empezar a tener un canal en las redes sociales. Yo le digo que, cuando su padre quiera hacer una serie e incluirla en ella, haga un pequeño papel, ruede los doce primeros capítulos, lo haga de la manera más profesional posible, y entonces si quiere nos sentaremos a tener una conversación sobre su canal en las redes sociales". Una situación que le sonará a más de un padre con hijos pre-adolescentes y que ella consigue hilar con su concepto de felicidad. "Poner pasión en lo que haces, cerrar los ojos y poder tocar el piano (o escribir, o lo que se te dé bien)... eso es el culmen del éxito para mí. Puedes tener todo el dinero o la fama del mundo, pero si no haces lo que te gusta, terminarás odiándote".

Milla va un poco más allá y también nos cuenta cómo motiva a su hija mayor a diario. "Cada noche, al acostarla, le digo lo maravillosa que es y lo orgullosa que estoy de ella", confiesa. "Trato de reconocer sus logros de una manera concreta, como diciéndole lo bien que ha hecho sus deberes de matemáticas, por ejemplo".

La saga Resident Evil está ambientada en un mundo apocalíptico. Y ahora tenemos 'unos cuantos' problemas en el mundo. ¿Cómo ves tú el futuro?
[Suspiro] La verdad es que, hasta ahora, jamás en mi vida imaginé cuán oscuras pueden ponerse las cosas. Es de locos lo que está ocurriendo en Estados Unidos. Da miedo. No quiero ser pesimista, pero la verdad es que pasamos por tiempos muy siniestros ahora mismo.

Eres una inspiración para muchos pero, ¿quién te ha inspirado a ti en tu carrera?
Uno de los momentos que mejor recuerdo de mi juventud fue ver a Sigourney Weaver en Alien. Quedé impactada de cómo una mujer podía hacer algo así. ¡Era un personaje tan fuerte! Y, en aquella época, solían interpretarlo sólo los hombres. Me la creí absolutamente. Y pensé: "hay oportunidades ahí fuera para mí".

Respecto a esta película: ¿es la entrega final de verdad?
Es tan final como podría ser [risas]. ¿Quién sabe lo que depara el futuro a Resident Evil? Pero, con esto, nuestra historia cierra un círculo. Con esta franquicia hemos realizado un viaje apasionante. Y el hecho de que mi hija esté en ella es muy especial.

¿Tienes pesadillas con zombies?
¿Bromeas? ¡Por supuesto! Y muchas de ellas terminan con increíbles escenas de acción en el set de rodaje. ¡Es la única parte positiva de tenerlas!

¿Y qué hay de tu próximo paso?
Lo más importante es estar ahí para apoyar a mis hijas. Y, luego, por supuesto, trabajo, para poder combinar de manera equilibrada ambas cosas. Aunque uno siempre se siente culpable por algo, ya sea por centrarse demasiado en su carrera profesional o en su vida familiar. Rodé un par de películas el año pasado, una con James Franco llamada Future world, y otra con un increíble guión basada en una historia real y dirigida por Rob Reiner, llamada Shock and Awe. El hecho de poder hablar con la persona a la que he interpretado me ha encantado, y espero poder hacerlo en más ocasiones.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.