El espectacular cambio de Matthew Fox

"En la mente del asesino", que se estrena este 16 de noviembre, es la última película de Matthew Fox. Para su personaje, el protagonista de Perdidos ha tenido que ponerse muy en forma y ha perdido cerca de 20 kilos con un entrenamiento y una dieta muy estrictos.
Oriol Esteve , 16-11-2012
El espectacular cambio de Matthew Fox
El espectacular cambio de Matthew Fox

Matthew Fox, conocido por su papel de Jack en LOST (Perdidos), ha sudado la gota gorda para su papel en la película En la mente del asesino. Tras cinco meses de entrenamiento y dieta muy duros, los resultados son espectaculares como se ve en la imagen.

Su papel es el de un asesino en serie con un aspecto poco agradable a la vista. El objetivo, como ha dicho el propio actor, “era que el personaje se consumiera por dentro y pareciera espantosa y perturbadoramente delgado”, delgado pero muy fibrado como veréis en el film. Con el entrenamiento de dos horas diarias durante cinco meses, Matthew Fox llegó a perder 20 kilos. “Cuando mi hija de 15 años me dijo: papá, se te ve asqueroso, deberías ganar algo de peso, supe que iba por el buen camino”.

Lo más dificil

 Lo que me resultó más duro fue la dieta, porque tuve que renunciar a prácticamente todo lo que me gusta” dice Fox. “Quizás en mi próximo proyecto tengo que ganar 10 kilos y podré comer una hamburguesa con queso cada día”. De momento el actor estadounidense ya ha recuperado algo de peso y se siente más cómodo con su cuerpo que durante el rodaje.

Mantenerse en forma

Uno de los hobbys favoritos de Matthew Fox son las salidas en bici por la montaña y la carretera. Aunque ahora que llega el invierno le gusta hacer spinning en su casa, “puedes llegar a quemar 500 kcal en una hora, me parece un buen entrenamiento” dice el actor.

Además de la bicicleta, Fox realiza sesiones de bikram yoga para mantenerse en forma. Esta modalidad del yoga consiste en completar más de 20 posturas y algunos ejercicios de respiración en una sesión de una hora y media. Hasta aquí parece fácil ¿verdad? pero es que las sesiones se hacen a una temperatura de 40ºC. Para Matthew Fox el calor es la peor parte, aunque dice que “me siento muy bien al cabo de una hora de acabar la sesión”.

 

 

 


Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.