CrossFit o fitness tradicional ¿qué es mejor?

Con resultados similares, la elección dependerá mucho del tiempo disponible o la variedad de los ejercicios
, 23-06-2017
CrossFit o fitness tradicional ¿qué es mejor?
CrossFit o fitness tradicional ¿qué es mejor?

El crossfit está aumentando considerablemente su número de adeptos, y es que ya son muchos los que disfrutan de los ejercicios que se realizan en sus explosivas sesiones. Estos deportistas consideran que este método es el mejor y que está muy por encima de los entrenamientos convencionales de gimnasio, pero, ¿está realmente por encima del fitness tradicional?

Alta intensidad, poco descanso

El crossfit implica la realización de una gran cantidad de ejercicios y movimientos funcionales realizados a alta intensidad y con una cantidad de descanso relativamente baja entre ellos. Algunos ejemplos son los burpees, las sentadillas, los remos, el peso muerto… Estos movimientos suponen ejercicios de agilidad y velocidad, trabajo interválico, trabajo con pesas y ejercicios pliométricos.

Esta modalidad del fitness crea atletas muy polivalentes, ya que se basa en la mejora de 10 aptitudes deportivas; balance, potencia, agilidad, precisión, coordinación, velocidad, flexibilidad, resistencia cardiovascular y pulmonar, resistencia general o aguante y fuerza. Esto se debe a que esta disciplina deportiva incorpora elementos de la calistenia, gimnasia artística, movimientos pliométricos, y halterofilia, entre otros.

RELACIONADO: Crossfit en 12 minutos

Crossfit o fitness

Se ha visto que el crossfit ha conseguido mejores marcas en el peso muerto con respecto al entrenamiento convencional de gimnasio, pero no se han visto diferencias significativas en la capacidad aeróbica, la resistencia muscular, la reducción de la grasa corporal y la potencia. Por otra parte, el entrenamiento convencional consiguió mejoras más pronunciadas en la agilidad.

Teniendo en cuenta que ambos métodos de trabajo nos van a proporcionar una serie de resultados similares, deberíamos considerar otros dos aspectos; el tiempo y la adherencia.

Los entrenamientos de crossfit por lo general son más cortos y suponen un ahorro de tiempo considerablemente mayor en comparación con el entrenamiento convencional, por lo que no sirven excusas como “no tengo tiempo”.

La adherencia es mayor en el crossfit, probablemente por la gran variabilidad de sus ejercicios. Esto quiere decir que en caso de que elijamos el crossfit, seremos más propensos a continuar entrenando con este método en el largo plazo, y las ganancias serán mayores.

Si eres una persona ocupada, deberías plantearte probar el crossfit, pero en cualquier caso deberías considerar qué método de entrenamiento disfrutas más, ya que será éste el que mayor cantidad de beneficios te aporte, dado que ambas disciplinas deportivas generan resultados similares.

RELACIONADO: Así es Mat Fraser, el hombre más en forma del mundo

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.