Ejercicios para ganar fuerza

Deja los movimientos simples en un segundo plano y prueba estos ejercicios multiarticulares.

Constantemente buscamos las formas de maximizar nuestros resultados mediante nuevas dietas o suplementos, pero, ¿te has parado a preguntarte si tu entrenamiento es el adecuado?

Lo cierto es que mucha gente basa sus rutinas en ejercicios analíticos, siendo esto un error. Los ejercicios analíticos son aquellos como el curl de bíceps o las extensiones de tríceps, en los que únicamente involucramos a un único grupo muscular en el movimiento. De esta forma consideran que pueden conseguir físicos espectaculares pero esto rara vez es así.

Lo que quiero proponerte en su lugar es que bases tu rutina en seis ejercicios; el press banca, el peso muerto, el press militar, el remo con barra, las sentadillas y las dominadas, y en variantes de todos estos (press declinado, peso muerto rumano, sentadilla frontal, remo en punta…) y dejes los ejercicios analíticos en un segundo plano.

Los ejercicios que te propongo yo se conocen como “multiarticulares”, y pueden aportarte una gran cantidad de ventajas en comparación con los analíticos.

En primer lugar, las agujetas que producen los ejercicios analíticos las 24, 48 y 72 horas tras el entrenamiento son mucho más acentuadas que las que provocan los ejercicios multiarticulares. Esto implica que priorizar los analíticos requerirá que descansemos durante más tiempo y la carga semanal de entrenamiento se reduzca, minimizando tus resultados.

En segundo lugar, los ejercicios que te propongo te permiten utilizar palancas globales para producir un pico de fuerza mucho mayor. De esta forma podrás mover pesos más altos y tu capacidad para progresar será considerablemente más alta.

En tercer lugar, la funcionalidad que proporcionan y la transferencia de fuerza a otros ejercicios que se produce es innegable. Aunque parezca mentira, cuanto más fuerte seas en sentadillas, más fuerte serás en peso muerto, y es que una sentadilla provoca la activación de más de 200 músculos; los músculos involucrados como los isquiotibiales también trabajan en este movimiento evitando que te caigas al suelo o hacia delante. Si quieres mejorar en un movimiento, el movimiento opuesto también debe ser fuerte.

Por último, los ejercicios multiarticulares conllevan una mayor respuesta hormonal post-entrenamiento mucho mayor que los analíticos. Esto a la larga puede favorecer tus ganancias de músculo, tu pérdida de grasa, tu rendimiento e incluso tu salud, por lo que es importantísimo tenerlo en cuenta.

Considerando todos estos beneficios que ofrecen los ejercicios multiarticulares en comparación con los monoarticulares, realmente deberías tratar de construir tu rutina con estos ejercicios como base. No excluyas a los monoarticulares, ya que estos pueden ayudarte a conseguir un cuerpo más atlético, pero priorizar los multiarticulares es una opción que sin duda hará mucho más en tu favor.

Te recomendamos

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.