Aprende a sujetar la barra haciendo Front Squats

Desde la última entrada donde se enseñaba a realizar Front Squats correctamente, me estoy encontrando mucha gente que encuentra más dificultadas en la sujeción o posición de la barra que en la técnica propiamente dicha y descrita en el mencionado artículo.  Una correcta posición y sujeción de la barra resulta fundamental, puesto que un ejercicios, aún cuando no siendo cómodos, deben serlo lo suficiente como para permitir que nos concentremos en la técnica y no en los diferentes puntos de presión o molestias ocasionadas por elementos externos.
Guillermo Alvarado -
Aprende a sujetar la barra haciendo Front Squats
Aprende a sujetar la barra haciendo Front Squats

Desde la última entrada donde se enseñaba a realizar Front Squats correctamente, me estoy encontrando mucha gente que encuentra más dificultadas en la sujeción o posición de la barra que en la técnica propiamente dicha y descrita en el mencionado artículo.  Una correcta posición y sujeción de la barra resulta fundamental, puesto que un ejercicios, aún cuando no siendo cómodos, deben serlo lo suficiente como para permitir que nos concentremos en la técnica y no en los diferentes puntos de presión o molestias ocasionadas por elementos externos.

Para colocar correctamente la barra, primero debemos aprender la técnica que permita que esta mantenga la posición y no “ruede” o se deslice por los brazos conforme van pasando las repeticiones. Para ello, empieza sin barra, con los brazos estirados y paralelos al suelo en todo momento, de manera que la mano siempre esté a la altura de los hombros. Una vez controles este paso, coloca la barra sobre los deltoides, no sobre los biceps o triceps, y asegúrate de que la barra está en todo momento en contacto con la garganta. No debe presionarla ni impedir la respiración, solo mantener un ligero contacto que nos servirá de “chivato” para conocer si está manteniendo la posición o, por el contrario, la estamos perdiendo y, poco a poco, se está desplazando hacia delante. El problema de que pierda la posición ligeramente es que, según el ritmo al que lo haga, es posible que cuando lleguemos a las últimas repeticiones, las realmente duras y efectivas, la barra haya perdido completamente su posición y ya no esté sobre los hombros sino sobre los bíceps, convirtiéndolo en un ejercicio sumamente molesto. Intenta realizar todo esto con la barra en equilibrio, los brazos estirados de manera que la manos no toquen la barra. Esto enseña al deportista a trabajar en equilibrio y mantener la barra en el sitio sin necesidad de utilizar las manos, lo que, a largo plazo y una vez introducidas las manos en la ecuación para sujetar la barra, el equilibrio sea mucho mayor, pudiendo mover más peso ante mismo esfuerzo y rompiendo los techos que nos hayamos encontrado en el pasado.

En la próxima entrada hablaré del siguiente y último paso. Cómo sujetar la barra con las manos. De momento, mi recomendación es que vayáis practicando los pasos anteriores para que, una vez introduzcamos las manos en la ecuación, hayamos practicado y solucionado cualquier problema de equilibrio que pueda condicionar una correcta ejecución de uno de los tres ejercicios más importantes que todo deportista debería hacer.

 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...