Aprende a trabajar la estabilidad articular. Core

El concepto de Core va, para mi, mucho más allá de los músculos abdominales. Supone un tercio del total de lo que en Athlete´s Performance llaman “El Pilar”. Desde un punto más analítico, se compone de todos los músculos que se encuentran en zona abdominal, torso, y espalda baja, y cuyo conjunto actúa como enlace o eslabón entre cadera y hombros, cooperando en la estabilidad de ambos extremos, si se trabaja adecuadamente, o condicionándola negativamente en caso de que no sea así. Como veis, la estabilidad articular no solo depende de la zona afectada ya que el organismo funciona como una cadena donde, la inestabilidad en un eslabón condicionaría el resto del sistema viéndose afectados principalmente los extremos. Un ejemplo claro sería aquellas personas que, por culpa de un mal funcionamiento de su cadera, acaban teniendo dolores fuertes en la cabeza debido a una acentuada inestabilidad cervical. En estos casos la relajación de la zona dolorida poco solucionaría ya que nos encontraríamos completamente alejados del verdadero problema.
Guillermo Alvarado -
Aprende a trabajar la estabilidad articular. Core
Aprende a trabajar la estabilidad articular. Core

El concepto de Core va, para mi, mucho más allá de los músculos abdominales. Supone un tercio del total de lo que en Athlete´s Performance llaman “El Pilar”. Desde un punto más analítico, se compone de todos los músculos que se encuentran en zona abdominal, torso, y espalda baja, y cuyo conjunto actúa como enlace o eslabón entre cadera y hombros, cooperando en la estabilidad de ambos extremos, si se trabaja adecuadamente, o condicionándola negativamente en caso de que no sea así. Como veis, la estabilidad articular no solo depende de la zona afectada ya que el organismo funciona como una cadena donde, la inestabilidad en un eslabón condicionaría el resto del sistema viéndose afectados principalmente los extremos. Un ejemplo claro sería aquellas personas que, por culpa de un mal funcionamiento de su cadera, acaban teniendo dolores fuertes en la cabeza debido a una acentuada inestabilidad cervical. En estos casos la relajación de la zona dolorida poco solucionaría ya que nos encontraríamos completamente alejados del verdadero problema.

Dentro de los músculos del Core me gusta incluir, además de los músculos abdominales como Recto Abdominal (El Six Pack característico de todas las portadas de Men´s Health), El transverso abdominal (El más importante de todos si buscamos un buen trabajo de core), Oblicuos interno y externo, también Dorsal Ancho, Erectores espinales, y toda la musculatura pequeña intervertebral que actúa como estabilizadora de columna. Estos músculos pequeños son aquellos que, debido a alguna lesión, trauma, exceso de estrés o entrenamiento desequilibrado, pueden llegar a “desconectarse” progresivamente, y nunca más volver a activarse, causando un gran número y variedad de molestias en la espalda. Estos pequeños músculos intervertebrales no tienen fuerza suficiente para soportar el estrés diario de una persona corriente, y mucho menos un entrenamiento medianamente serio. Es por ello que el resto de la musculatura del Core debe estar suficiente acondicionada como para ayudar en la tarea de estabilización y que, al quitarles una gran parte del trabajo, estos puedan hacer su función. En caso de que todo el “Pilar” actúe en equilibrio (Core, Caderas y Hombros), la energía necesaria para estabilizarlo será menor pudiendo esta musculatura realizando el trabajo para el que fue diseñado.

Para explicarlo correctamente, y que me entendáis, voy a utilizar una analogía que os resultará muy ilustrativa, sobre todo para aquellos que tengáis una moto pesada. Hace años me compré una Harley-Davidson, una moto tremendamente pesada. Al principio, me resultaba extenuante mantenerla en pie, incluso se me llegó a caer varias veces pasándolo realmente mal para volver a ponerla de pie. Con el paso del tiempo, aprendí a mantenerla equilibrada entre mis piernas, de manera que con una mínima fuerza de mis adductores consigo equilibrarla en todo momento llegando a manejarla como si fuera una bicicleta con una inversión de energía seguramente menor del 10% de la que empleaba antes. ¿Qué ha cambiado? El equilibrio. Un sistema en equilibrio siempre requiere menos energía para mantener la estabilidad que uno desequilibrado y caótico.

 

No te obsesiones con los abdominales

No debemos confundir entrenamiento de Core con entrenamiento de la musculatura abdominal, ya que esta supone solo un tercio de la musculatura implicada en el sistema que actúa de unión entre hombros y cadera que llamamos Core. No buscamos solo un recto abdominal desarrollado, sino una zona media de alto rendimiento que sea capaz de aguantar cualquier golpe, estrés, o entrenamiento sin que la estabilidad del sistema se vea comprometida.

Parte de esta musculatura requiere algo más que un entrenamiento periódico, ya que no reacciona ante la misma clase de estímulos que el resto de músculos. Por su naturaleza requieren menor intensidad pero más duración. Esta musculatura requiere de una actitud constante por nuestra parte y, aunque pueda parecer algo complicado, tan solo requiere que mantengamos el abdomen firme no solo durante el propio entrenamiento, sino todo el día. Para ello tan solo intenta alejar el ombligo del cinturón, hacia atrás y arriba, en dirección a la columna. Piensa que el estímulo no requiere la intensidad típica que utilizamos en el gimnasio. Tan solo la sensación de que estamos activando esta musculatura constantemente. Cuando hecho correctamente, acaba convirtiéndose en un hábito que para nada debería afectar a la respiración. Aquellas personas gruesas acostumbradas a meter barriga durante años pueden dar fe de ello. Esta musculatura actúa como parte de un equipo junto con la musculatura de la zona lumbar, donde el Transverso Abdominal es el músculo más importante. Aprende a activar esta musculatura, y acondiciónala hasta un punto óptimo, y estarás en camino de romper todos los techos que hayas alcanzado anteriormente en cuando a rendimiento y prevención de lesiones. La explicación es clara... Tus movimientos seguirán un patrón biomecánico mucho más eficiente que te permitirá alcanzar los mismos resultados con menos esfuerzo, o mejores resultados ante mismo esfuerzo invertido.

 

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...