"Bodybuilding Method" y gente normal

Existe un dicho en el mundo del culturismo que dice algo así como que los mejores físicos no nacen sino que se hacen. Es la cultura del “No pain, no gain” que tanta frustración crea en aquellos que la abrazan, como si de una religión se tratara, esperando obtener los resultados que ven en las revistas de culturismo. Si nos fijamos en los editores de dichas revistas veremos cómo, en la mayoría de los casos, son los mismos que distribuyen los productos de suplementación anunciados en sus páginas.
Guillermo Alvarado -
"Bodybuilding Method" y gente normal
"Bodybuilding Method" y gente normal

Existe un dicho en el mundo del culturismo que dice algo así como que los mejores físicos no nacen sino que se hacen. Es la cultura del “No pain, no gain” que tanta frustración crea en aquellos que la abrazan, como si de una religión se tratara, esperando obtener los resultados que ven en las revistas de culturismo. Si nos fijamos en los editores de dichas revistas veremos cómo, en la mayoría de los casos, son los mismos que distribuyen los productos de suplementación anunciados en sus páginas.

Si analizamos el problema en profundidad, veremos cómo no solo es una cuestión de metodología de entrenamiento completamente desaconsejable para la mayoría de la gente, sino que el  verdadero problema lo encontramos en las expectativas completamente irreales que se ofrecen a cambio de entrenar con estos sistemas y gastarte una suma de dinero más que considerable, sobre todo a esas edades, en productos de suplementación.  Es el mismo problema que lleva a la frustración y a que tanta gente acabe experimentando con sustancias que, seguramente, les acabarán pasando factura de una manera irreversible. Si os fijáis, ¿Cuántos culturistas de la época de Arnold quedan vivos?

Para hablar de por qué dichos sistemas de entrenamiento no son eficaces para la mayoría de personas, hay que diferenciar entre lo que en EEUU se llama un EASYGAINER (Menos del 1% de personas que entrenan con pesas habitualmente y que disponen de una gran facilidad para desarrollar masa muscular y tolerar grandes volúmenes de entrenamiento), y los HARDGAINERS (El resto de personas que acuden al gimnasio buscando esos resultados que nunca llegan a conseguir). Absolutamente todos los culturistas profesionales en este mundo, además de ser EASYGAINERS, tienen contacto constante con esteroides y otras sustancias de carácter anabólico porque, de otra manera, nunca conseguirían ese desarrollo muscular.  Los EASYGAINERS cuentan con unos condicionantes naturales que les hacen capaces de tolerar y adaptarse a las rutinas de las que hablo, mientras que, todos los demás, si las siguiéramos, estaríamos tan por arriba de nuestro umbral de tolerancia que antes aparecería la lesión que la adaptación. ¿Significa eso que no podemos conseguir resultados? Claro que no. Significa que tenemos que entender nuestro organismo y ponerle un sistema de entrenamiento adaptado a nuestra propia naturaleza, no tan genéticamente superdotada, y tener expectativas reales para, así, evitar la frustración.

Entonces, ¿En qué nos diferenciamos de estas personas superdotadas y por qué no podemos seguir sus mismos sistemas de entrenamiento? Es un cómputo de puntos que paso a detallar y que hacen que, si bien no todos los easygainers disponen de un 10 en cada uno de ellos, si que al final sumarían una cantidad superior al resto.


  • Somatotipo: Existen varios tipos de estructuras genéticas que determinan la facilidad para ganar y perder tanto grasa como músculo. En gran medida esta clasificación vienen determinada por la estructura ósea pues parte de la idea de que una estructura superior será siempre capaz de soportar mayores músculos sin poner en riesgo el sistema. El Mesomorfo es aquel que cuenta con un gran desarrollo muscular sin ni siquiera entrenar para ello. Suelen tener huesos densos y grandes, visible tanto en muñecas como tobillos, más anchos que la media. Endomorfo, es aquel que cuenta con una gran acumulación de grasa subcutánea en casi la totalidad de su cuerpo y cuya figura está gobernada casi en su totalidad por las líneas curvas. Esta persona tiene una facilidad media para ganar masa muscular pero una gran facilidad para ganar grasa, lo que hace que intentar perderla sea más difícil de lo habitual. Luego por último tenemos al Ectomorfo, caracterizado por un sistema óseo más endeble, se aprecia en muñecas y tobillos más finos, y más dificultad para ganar tanto masa muscular como grasa.

  • Puntos de Inserción. Normalmente la gente tiene puntos de inserción de los músculos cercanos a la articulación que van a mover. Contra más lejos de la articulación más efectivo es el brazo de palanca y, por tanto, más peso son capaces de mover. Un ejemplo sería la inserción del bíceps en el antebrazo. Contra más lejos del codo esté más capacidad para generar fuerza tendrá. Esta característica, obviamente, es algo que no podemos alterar y que, por tanto, viene de serie cuando nacemos.

  • Eficiencia Neuromuscular. Es la habilidad que tiene el organismo para reclutar fibras musculares a través de las señales eléctricas provenientes del sistema nervioso. Contra mayor eficiencia mayor capacidad para reclutar fibras musculares y, por tanto, más fuerza, mayor respuesta hormonal, ergo mayor desarrollo.

  • Longitud del músculo. Los músculos están conectados al hueso a través de tejido conectivo llamado tendones. Quítale los tendones y te queda el cuerpo del músculo. Tendones más pequeños dan lugar a cuerpos del músculo más grandes, lo que implica mayores estructuras contráctiles, ergo mayor fuerza, ergo mayor tamaño muscular. Esto determina en gran manera la forma que tienen nuestros músculos cuando los desarrollamos por lo que, resulta imposible tener los bíceps de fulanito aunque entrenemos como él porque va a ser complicado que nuestra anatomía coincida en este aspecto.

  • Tipo de fibras y número. En nuestro organismo contamos con tres tipos de fibras. Se suelen llamar I, IIa, IIx. Las fibras tipo II son las encargadas de generar fuerza, es decir, las que utilizamos en los entrenamientos de pesas, pero también son las susceptibles de aumentar de tamaño.  Según nuestra genética, podemos tener más o menos de estas fibras de manera que, un individuo con mayor número tendrá mayor capacidad para generar fuerza y desarrollo muscular.

  • Sistema Hormonal. Un Easygainer suele tener un sistema hormonal más capacitado para recuperarse de sesiones tan duras de entrenamiento y provocar la adaptación, además de un sistema digestivo más eficiente que les permite asimilar mayor cantidad de nutrientes, lo que va de la mano de lo primero y por eso lo pongo en el mismo punto.


Como veréis nada podemos hacer contra esto que acabo de detallar más que aceptar la genética que hemos heredado y obrar en consecuencia. Con esto último me refiero a encontrar un sistema de entrenamiento que podamos tolerar y del que nos podamos recuperar entre entrenamientos para, así, facilitar la adaptación y abrazarla una vez se ha producido, darle todos los nutrientes que podamos asimilar necesarios para la recuperación, y compararnos siempre con nuestra propia persona unas semanas antes cada vez, nunca con el de al lado. Por desgracia el hombre tiene, por instinto, la necesidad de compararse siempre con el de al lado pero, a no ser que estemos pensando en competir, esto es un error que casi siempre lleva a la frustración.

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...