El test genético que mide tu potencial atlético

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay quien parece tener más facilidad para obtener resultados haciendo ejercicio que otros? Hoy en día parece unánime la teoría de que el código genético que cada uno hereda, y la manera de este de expresarse, resulta determinante no solo en relación con la facilidad para adaptarse a un estímulo externo como puede ser el entrenamiento, sino para otras muchas tareas cotidianas como aprender a tocar un instrumento o incluso un idioma.
Guillermo Alvarado -
El test genético que mide tu potencial atlético
El test genético que mide tu potencial atlético

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay quien parece tener más facilidad para obtener resultados haciendo ejercicio que otros? Hoy en día parece unánime la teoría de que el código genético que cada uno hereda, y la manera de este de expresarse, resulta determinante no solo en relación con la facilidad para adaptarse a un estímulo externo como puede ser el entrenamiento, sino para otras muchas tareas cotidianas como aprender a tocar un instrumento o incluso un idioma.

Recientemente un estudio publicado en el Journal of Applied Physiology ha demostrado como la manera en que se expresan nuestros genes puede determinar la capacidad de nuestro sistema aeróbico para adaptarse, y evolucionar, cuando es sometido a un entrenamiento de resistencia. Esto, que podría pasar por un estudio más que aporta información relevante sobre algo evidente, va mucho más allá. Sus autores han patentado el descubrimiento y comercializan a través de una empresa Inglesa llamada XRGenomics un test para conocer tu potencial de “adaptabilidad” a un entrenamiento de resistencia. Todo lo que tienes que hacer es humedecer el bastoncillo que incluye su kit en el interior de tus mejillas y enviarlo para que lo analicen.

Las ventajas están claras y, en caso de que no sea así, ya se encarga la empresa de promocionarlas pero, ¿Y los inconvenientes?¿Solo yo los veo?

Porque donde leo nadie parece hablar de ello.

Por ejemplo, me da miedo que aquellos de tendencia sedentaria obtengan la excusa perfecta si observan que su potencial es relativamente bajo. Me da miedo que un padre intente orientar a su hijo hacia un determinado deporte en función del resultado de la prueba, o bien apartarlo, sin importar los deseos del niño. Me da miedo que aquellos que utilizan sustancias dopantes sin ninguna necesidad tengan en este método la escapatoria perfecta para justificar su desmesurada evolución.

Pero, lo que más miedo me da es que pueda desanimar a aquellos que al igual que otros mucho antes, nos encontramos con el obstáculo de la genética y, gracias a la determinación, estudio y sacrificio, logramos obtener los resultados deseados.

¿Qué clase de mensaje estaríamos transmitiendo a aquel que, por encontrarse con una dificultad ligeramente superior a la media, decide directamente no intentarlo? ¿Qué clase de sociedad holgazana, no solamente en lo que a ejercicio se refiere, tendríamos en unas décadas?

Cuando tenga un hijo, jugará al deporte que quiera, si quiere, y mi única labor será la de proveerle de toda la información que pueda para que tome las decisiones que considere oportunas e inteligentes sin importar que esto le pueda causar un problema con el profesor de educación física del colegio.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...