Juega con las repeticiones para maximizar resultados

Dependiendo de la intensidad del estímulo que le des al organismo, la adaptación producida es diferente. entendiendo el estímulo como el porcentaje respecto al peso máximo que serías capaz de utilizar para una sola repetición, o bien el número máximo de repeticiones que serías capaz de hacer con un determinado peso.
Guillermo Alvarado -
Juega con las repeticiones para maximizar resultados
Juega con las repeticiones para maximizar resultados

Dependiendo de la intensidad del estímulo que le des al organismo, la adaptación producida es diferente. entendiendo el estímulo como el porcentaje respecto al peso máximo que serías capaz de utilizar para una sola repetición, o bien el número máximo de repeticiones que serías capaz de hacer con un determinado peso.

Sea como sea, el organismo tiene una capacidad bastante desarrollada para adaptarse a un determinado estímulo, alcanzando el inicio del estancamiento relativamente pronto. Por esta razón, resulta crucial saber identificar este punto para modificar el estímulo, tal vez incluso antes de haber conseguido la máxima adaptación posible, con el objetivo de progresar más rápido y que el entrenamiento no caiga en la monotonía.

Esto puede parecer un detalle banal, pero, según mi experiencia, en muchos casos propicia que un deportista mantenga a largo plazo la determinación que los objetivos realmente ambiciosos requieren.

En ese sentido, he observado que la mayoría de mis clientes obtienen la mayor parte de la progresión en un entrenamiento de fuerza durante las tres primeras semanas sometido a un determinado plan de entrenamiento, siendo de seis semanas en un plan de hipertrofia.

Un sistema de entrenamiento que me gusta particularmente consiste en trabajar una misma distribución de ejercicios dos días a la semana. En caso de que el total de los ejercicios se dividan en dos distribuciones diferentes, evidentemente necesitaremos 4 días de entrenamiento semanales.

Durante la primera semana, escogeremos un peso que nos permita hacer entre 6 y 8 repeticiones, de manera que la intensidad no será suficiente alta como para lesionarnos y, además, nos permitirá asegurar una cierta técnica.

Durante la segunda semana aumentaremos peso y, por tanto, intensidad, bajando a 5-7 repeticiones y, por último, la última semana volveremos a aumentar peso pero bajaremos a 4-6 repeticiones.

Pasado estas tres semanas tocaría evolucionar el entrenamiento manteniendo el objetivo, pudiendo incluso repetir este mismo sistema, pero cambiando los ejercicios, o bien cambiaremos el objetivo de manera que también habría que cambiar la intensidad ergo rango de repeticiones.

Es importante tener en cuenta que no todos tenemos la misma capacidad de adaptación a un determinado estímulo, de manera que habrá quien obtenga una determinada adaptación antes de los esperado, y habrá quien le ocurra todo lo contrario. Podemos establecer un margen de un +/- 50% respecto al número de entrenamientos comentados anteriormente. La clave reside en probar, ensayar, y tratar de conocerse a uno mismo.

Te recomendamos

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Ha llegado la hora de ponerle fin al problema y optar por el microinjerto capilar en ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...