Las 10 reglas del entrenamiento. Orden de ejercicios

La cuarta regla de las 10 que todo entrenamiento debe seguir es Controlar el orden de los ejercicios.
Guillermo Alvarado -
Las 10 reglas del entrenamiento. Orden de ejercicios
Las 10 reglas del entrenamiento. Orden de ejercicios

La cuarta regla de las 10 que todo entrenamiento debe seguir es Controlar el orden de los ejercicios.

1.- Los movimientos explosivos primero. Dentro de estos ejercicios encontraríamos las cargadas olímpicas, y todo aquel movimiento en el que la velocidad de ejecución sea crucial, es decir, la mayoría de gestos técnicos de deportes. Esto es así porque todos aquellos ejercicios que estresan el sistema nervioso y que requieren una técnica depurada, se deben hacer con el sistema neuromuscular fresco, y la mente limpia y centrada. Puede parecer una tontería pero cada vez que veo un entrenamiento donde hacen cargadas olímpicas después de un press de banca o un squat prefiero no seguir leyendo.

2.- Después, como segundo paso a seguir, vendrían los ejercicios de fuerza multiarticulares y de más complejo a menos. como sentadillas, presses, jalones, remos, y todas las variaciones que nos puedan resultar interesantes para ampliar el espectro de fibras utilizadas.

3.- Respecto a los ejercicios monoarticulares, mejor olvídate de ellos. Olvídate de ejercicios como curls de bíceps, extensión de tríceps, extensión de cuádriceps, flexión de rodilla, aperturas de pectoral, y todo aquel, por lo general, cuyo nombre indique un músculo en concreto más que un movimiento y que implique una sola articulación. Estos ejercicios provienen del mundo del culturismo y están completamente sobrevalorados pues, además de no tener ningún sentido o aplicabilidad funcional, apenas provocan una reacción en el sistema hormonal y, sin una respuesta hormonal, no puede haber en la vida una adaptación. Entonces, ¿Por qué son tan habituales en los gimnasios? Pregúntale a Arnold porque no vas a encontrar ningún médico deportivo o fisiólogo del ejercicio que le encuentre algún sentido. En caso de que pertenezcas al 99% de los HARDGAINERS habituales de los gimnasios mejor olvídate de ellos. Si eres un EASYGAINER, puedes trabajarlo perfectamente puesto que, por muy mal que hagas las cosas, va a ser complicado que no obtengas resultados. En su lugar te recomiendo que utilices ese tiempo y esfuerzo para variaciones de ejercicios más complejos como sentadilla, peso muerto, remos, presses, o jalones.

Recuerda que un entrenamiento de fuerza o hipertrofia nunca en la vida puede durar más de una hora porque, a partir de ese punto, aumentan los niveles de cortisol, hormona catabólica encargada de destruir masa muscular con la intención de utilizarla como fuente de energía. Si tus entrenamientos duran más hay dos opciones. La primera y más habitual es que te estés pasando con el tiempo de descanso entre series, lo que disminuye la intensidad del entrenamiento (factor determinante), o bien que tu entrenamiento esté completamente desfasado en cuanto a número de ejercicios o series de cada uno de ellos.

Si este artículo te resultó interesante es posible que quieras leer las dos reglas anteriores que todo entrenamiento debe seguir.

http://blogs.menshealth.es/fitness/2011/11/25/las-10-reglas-del-entrenamiento-peso-propio-e-intensidad/

 

 

 

 

 

 

Te recomendamos

Mi Empresa Es Saludable presenta la publicación que resume los planes saludables gala...

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

En el número de diciembre te ayudamos a preparar las fiestas de Navidad...

Nadie se quiso perder la gala de los Premios Hombre del año 2018...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...