Los verdaderos perdedores

Llevo un tiempo escuchando comentarios de mis clientes y amigos sobre un programa de televisión sobre perder peso, de moda en EEUU. Su nombre es The biggest loser (El mayor perdedor) y consiste en mostrar al público el proceso mediante el cual los participantes consiguen perder una gran cantidad de peso en un corto periodo de tiempo. Estos concursantes son víctimas de abusos sistemáticos por parte de sus entrenadores, lo que parece provocar interés y, lo que es peor, risas entre los espectadores.
Guillermo Alvarado -
Los verdaderos perdedores

Llevo un tiempo escuchando comentarios de mis clientes y amigos sobre un programa de televisión sobre perder peso, de moda en EEUU. Su nombre es The biggest loser (El mayor perdedor) y consiste en mostrar al público el proceso mediante el cual los participantes consiguen perder una gran cantidad de peso en un corto periodo de tiempo. Estos concursantes son víctimas de abusos sistemáticos por parte de sus entrenadores, lo que parece provocar interés y, lo que es peor, risas entre los espectadores.

Esto no hace más que recordarme los abusos que aquellos menos favorecidos física o atléticamente sufren constantemente en todos los colegios e institutos por parte de aquellos más fuertes y, habitualmente, menos inteligentes. Una actitud que muchos de nosotros no permitiríamos una vez convertidos en adultos y que, por alguna razón, parece que vuelve a hacernos gracia.

The biggest loser nos transmite la idea de que la obesidad es fruto de haber optado por un estilo de vida gobernado por la glotonería y holgazanería. También trata de convencernos que ser así nunca puede ser una decisión personal, una cuestión de prioridades, y que si no tienes un cuerpo de revista es porque no eres capaz de sacrificarte lo necesario. Consecuencia de ello son los resultados obtenidos en un estudio reciente publicado en Obesity, que concluye diciendo que es tan solo necesario uno de estos capítulos para aumentar la vergüenza que sienten hacia sí mismos aquellos con sobrepeso, y el odio hacia éstos de aquellos que no lo sufren. Personalmente, siento vergüenza por aquellos que se consideran compañeros de profesión y que sin ningún pudor adoptan este papel de abusón de colegio a cambio de salir unos minutos en prime time y ser reconocidos por la calle. No creo que su labor se parezca absolutamente en nada a la de tantos entrenadores que realmente ayudan a tanta gente a sentirse mejor física y emocionalmente.

Habrá quien piense que todo esto es parte del precio que hay que pagar por un nuevo cuerpo que, supuestamente -o al menos esto nos quieren hacer creer- va acompañado de una mayor autoestima. Lo que nadie dice es que el sistema utilizado, basado en más de 5 horas de entrenamiento diario hasta alcanzar el vómito, muchas veces incluso se jactan de buscarlo, junto con una dieta excesiva e innecesariamente restrictiva, requiere mantener un estilo de vida semejante si se quiere mantener los resultados. Esto hace que cerca del 90% de los participantes recuperen el peso perdido pasados unos meses, aumentando la sensación de vergüenza y fracaso que tantos abusones desde que eran pequeños se encargaron de imprimirles a fuego en sus frágiles mentes.

Para mi asombro y vergüenza, se ha anunciado a bombo y platillo que la próxima temporada, la 14ª, habrá por primera vez menores de edad. Dos participantes de 13 años y uno de 16 que serán víctima de los mismos abusos que sus compañeros adultos. ¿Sabías que un estudio publicado en el prestigioso Pediatrics concluye diciendo que los niños con sobrepeso tienen un 63% más de probabilidades de sufrir abusos en el colegio? Es de sentido común que, si participan niños, también aumentará el número de espectadores menores de edad. Esta audiencia verá cómo adultos con físicos envidiables similares a los de los superhéroes menosprecian y abusan repetidamente de otros menos favorecidos físicamente y, además, resulta gracioso. ¿Qué creéis que pasará en las escuelas cuando un famoso programa de televisión respalde este tipo de abusos? Para mi, “The biggest loser” (mayor perdedor) no es ninguno de los participantes, sino todos y cada uno de los espectadores.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...