Toda la verdad sobre los estiramientos (1ª Parte)

En esta primera parte del post que nos ocupa voy a hablar de la verdadera relación existente entre estiramientos y prevención de lesiones dejando su implicación en el rendimiento para la continuación.
Guillermo Alvarado -
Toda la verdad sobre los estiramientos (1ª Parte)
Toda la verdad sobre los estiramientos (1ª Parte)

En esta primera parte del post que nos ocupa voy a hablar de la verdadera relación existente entre estiramientos y prevención de lesiones dejando su implicación en el rendimiento para la continuación.

Supongo que muchos de vosotros se estará preguntando si debe hacer o no estiramientos. Depende. Depende del tipo de estiramientos, antes o después del entrenamiento, de si el objetivo es reducir las molestias post entrenamiento, aumentar el rendimiento, reducir el riesgo de lesión, aumentar el rango de movimiento, o bien algunas de las otras mil razones para los que se utilizan, correcta o incorrectamente, los estiramientos.

Personalmente, si ponemos en una balanza la cantidad de situaciones en la que utilizaría o no los estiramientos, podría decirse que soy de los que estaría más tiempo en contra que a favor. Por lo menos en la mayoría de las situaciones en las que se suelen utilizar.

No hay duda es que los estiramientos estáticos y pasivos llevados más allá del reflejo miotático (30-60 segundos), los habituales, reducen la capacidad contráctil del músculo y su elasticidad. No hay que olvidar que no es lo mismo flexibilidad que elasticidad, pues si bien la primera tan solo hace referencia al rango de movimiento (ROM) antes del umbral de rotura, la segunda tan solo hace referencia a la capacidad de un músculo de recuperar su posición inicial después de haber alcanzado su máximo rango de movimiento. Algo fundamental en el desarrollo de fuerza y, por ende, rendimiento deportivo ya que la mayoría de gestos deportivos aprovechan la fuerza elástica generada en el ciclo estiramiento-acortamiento del músculo para desarrollar potencia. Esta disminución temporal de la capacidad contráctil del músculo provocaría una disminución de la estabilidad articular que, además de reducir el rendimiento del deportista cuando realizados antes de la práctica deportiva, también aumentaría el riesgo de lesión.

Además, un estudio de reciente publicación ha observado que más de la mitad de los deportistas aficionados en EEUU (54% de una muestra de más de 2.300 individuos) practicaba estiramientos pasivos, estáticos y de larga duración antes de la práctica deportiva pensando que esto reduciría agujetas, molestias postentrenamiento, o riesgo de lesión, cuando el mismo estudio, además de otros muchos, demostró ninguna diferencia entre el grupo que estiraba y el que no lo hacía.

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...