Abdominales, por partes o como un todo

Recuerdo hace ya mucho tiempo una conversación entre un monitor y un cliente de un gimnasio. El cliente le decía que quería trabajar la parte inferior del abdomen y el monitor le decía que no, que no se puede trabajar una parte de un músculo, porque al ser una unidad muscular y tener un único origen y una única inserción no se podía contraer por zonas. Aquello me hizo pensar, ¿Cómo podía ser eso, si según que ejercicios, notas las agujetas más intensamente en la parte superior o inferior del recto anterior del abdomen?
Juan Rallo -
Abdominales, por partes o como un todo
Abdominales, por partes o como un todo

Recuerdo hace ya mucho tiempo una conversación entre un monitor y un cliente de un gimnasio. El cliente le decía que quería trabajar la parte inferior del abdomen y el monitor le decía que no, que no se puede trabajar una parte de un músculo, porque al ser una unidad muscular y tener un único origen y una única inserción no se podía contraer por zonas. Aquello me hizo pensar, ¿Cómo podía ser eso, si según que ejercicios, notas las agujetas más intensamente en la parte superior o inferior del recto anterior del abdomen?

La semana pasada me comentaron un caso similar, en el que otro monitor decía lo mismo, y me transportó directamente a aquella vieja conversación, con la diferencia de que ahora ya sé la respuesta.

¿Se puede trabajar una parte de un músculo?

Depende de la forma de las fibras que lo compongan y de si tiene uno o varios fascículos.

En el caso de los abdominales, al tener varios paquetes de fibras divididas por aponeurosis, y al estar inervado por varios nervios distintos, permite que, cada una de sus partes, funcione casi autónomamente.

Y como cada una de esas partes afecta a unas articulaciones distintas, concretamente a una u otra parte de la columna, casi estamos hablando de músculos distinto.

Es cierto que el recto mayor de abdomen posee un único origen y una única inserción, lo que limitaría a un solo movimiento la acción abdominal, si no fuera porque está rodeado de una fascia estructuralmente fuerte,  que hace que esté unido al resto de musculatura abdominal y que según con los músculos con los que coordine su acción, el recto del abdomen puede trabajar heterogéneamente contrayendo su parte inferior, superior, o ambas.

Entiendo que es una explicación innecesaria en la mayoría de los casos, puesto que aquellos que entrenan, tienen muy claro que hay que trabajar abdominales superiores e inferiores, pero dado que el abdominal es especial en este sentido, creo que es bueno saberlo y sobre todo, saber los motivos.

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...