7 consejos para volver a la vida sana

Para la gran mayoría de nosotros las vacaciones de verano se han  acabado y nos toca volver a al rutina. Unos vienen con unos kilos de más y otros incluso con menos. Algunos, después de los excesos, llegan deseando volver de nuevo a su vida ordenada y sana, a otros, les cuesta un poquito más volver al orden y se aferran a la cervecita veraniega. Para que no se haga tan cuesta arriba aquí te dejo algunos consejos para volver a la vida sana:
Anabel Fernández -
7 consejos para volver a la vida sana
7 consejos para volver a la vida sana

Para la gran mayoría de nosotros las vacaciones de verano se han  acabado y nos toca volver a al rutina. Unos vienen con unos kilos de más y otros incluso con menos. Algunos, después de los excesos, llegan deseando volver de nuevo a su vida ordenada y sana, a otros, les cuesta un poquito más volver al orden y se aferran a la cervecita veraniega. Para que no se haga tan cuesta arriba aquí te dejo algunos consejos para volver a la vida sana:


1) Planifica y ordena


Al llegar de las vacaciones es normal que te cueste arrancar. Algo habitual es no tener ganas de ir a hacer la compra, ya que muchos llegan justo al día antes de empezar a trabajar. Piensa que si estás una semana viviendo con la nevera bajo mínimos lo que acabarás haciendo es mal comer, así que planifica un día para ir a la compra y piensa un poco en los menús que vas a hacer esa semana. Dedicar cinco minutos a organizar tu día a día puede arreglarte la semana.


2) Mantén la nevera sana


Ya que has llegado a casa y seguramente tu nevera y despensa están vacías lo mejor que puedes hacer para volver a la vida sana es llenarla de frutas, verduras, etc. Si tu casa está llena de productos sanos eso es lo que vas a comer; y así te lo pones más fácil y evitas caer en tentaciones.


3) Pásate al agua


En verano solemos abusar de refrescos, mojitos, gin-tonics, cervezas, etc. Vamos, todo un arsenal de calorías líquidas que te suben rápidamente las calorías totales de la dieta.  Por tanto, para volver a la normalidad vuelve al agua como bebida habitual.


4) En cada comida verdura y la ensalada


Esto ya es algo recomendable siempre pero ahora que volvemos del verano no te olvides de poner verdura o ensalada en cada comida ya sea de primer plato o de acompañamiento.  Normalmente después de estar comiendo desordenado y en exceso mucha gente viene con más hambre de la habitual así que te ayudarán a saciarte y a no abusar tanto de otras cosas menos recomendables.


5) Convierte lo habitual en ocasional.


No se trata de que ahora no puedas disfrutar de nada sino que si antes salir a tomar un helado o ir de tapeo era lo habitual ahora tienes que intentar moderarlo y hacerlo solo de vez en cuando. Lo acabarás disfrutando más si eres capaz de combinarlo con una vida sana.


6) Vuelve a practicar deporte


Muchos aprovechan el tiempo libre de verano para  practicar deporte pero algunos no tienen tiempo (o ganas) y una vez han regresado toca volver a la rutina. Piensa que lo más duro es siempre las primeras semanas así que empieza poco a poco e intenta disfrutar con lo que haces. Así que, por ejemplo, si te encanta ir a correr empieza por eso y ya irás introduciendo el resto de cosas a tu rutina poco a poco. 


7) Si quieres bajar peso ¡no hagas el tonto!


Si has ganado unos kilos de más en verano o, si simplemente quieres aprovechar el nuevo año (vale es septiembre pero para mi los años siempre han empezado en septiembre) para perder finalmente unos kilos intenta no recurrir a las típicas soluciones rápidas. No sirve de nada que tras los excesos de verano agredamos de nuevo al cuerpo con una dieta que nos mate de hambre. Vuelve a tus hábitos anteriores o adquiere unos buenos hábitos nuevos y la pérdida de peso será la consecuencia de ello.

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

¿Qué pasa cuando eres deportista pero tu cuerpo rechaza alimentos como los cereales, ...

Las fibras capilares son una gran solución contra la pérdida de pelo...

Buff® se reinventa con el tejido DryFlx® ...

Puedes entrenar en casa igual (o mejor) que en un gimnasio...

Lo retro está otra vez aquí, ¡y este complemento no podía ser menos!...